Menú Buscar
Las voluntarias de la Cruz Roja de Líbano, la entidad que ha recibido 109.000 euros del Área Metropolitana de Barcelona, con un grupo de refugiadas de ese país / CR

El Área Metropolitana de Barcelona y Líbano

26.11.2018 12:37 h. Actualizado: 26.11.2018 13:01 h.
2 min

El nuevo consejero de Exteriores de la Generalitat, Alfred Bosch, recibirá este martes un nuevo encargo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Salvo sorpresas de última hora, el tripartito que gobierna en esta Administración dará luz verde al aún vicepresidente del área de Internacional y de Cooperación para firmar un acuerdo de colaboración económica con la Cruz Roja Libanesa (CRL).

La entidad sin ánimo de lucro recibirá 109.241,53 euros de los 36 municipios que conforman la organización para financiar un proyecto en la ciudad de Haql El Azumeh, en el norte del país. La finalidad de estos trabajos será “reducir los riesgos por inundación” que existen en la localidad, tal y como consta en el orden del día del consejo metropolitano del 27 de noviembre.

El gasto público para la Cruz Roja Libanesa se sufragará en dos ejercicios. El AMB desembolsará 98.314,62 euros del presupuesto del año en curso y ha comprometido otros 10.926,91 euros en 2019, el año en que tendrán lugar las elecciones locales. Como salvedad, en el acuerdo que se someterá a valoración del consejo se deja claro que la “aprobación de gasto” para el futuro estará “sometida a la condición suspensiva de existencia de crédito adecuado y suficiente para financiar las obligaciones” del convenio que rubricará Bosch.

No es la primera ocasión que el AMB inyecta recursos a la Cruz Roja de Libanesa. La cooperación con esta entidad implicó destinar 68.826,41 euros en 2016 para mejorar la calidad de vida de los campamentos de refugiados de ese país y otros 81.576,41 euros en el año siguiente para gestionar los residuos sólidos de la población de Amioun, situada también en el norte del país. La partida que se aprueba en el consejo de noviembre es la de mayor importe.