Mercedes-Benz combina electricidad con hidrógeno en sus GLC F-CELL

El GLC F-CELL, en ejecución de preserie, es el primer vehículo eléctrico del mundo con propulsión eléctrica por pila de combustible y batería

Mercedes Benz GLC F CELL / Mercedes Benz

Mercedes Benz GLC F CELL / Mercedes Benz

Mercedes-Benz ha presentado en la edición de este año del Salón Internacional del Automóvil en Frankfurt los modelos de preserie del nuevo Mercedes-Benz GLC F-CELL, la siguiente etapa en la hoja de ruta hacia una conducción exenta de emisiones.

La tecnología EQ Power del nuevo modelo eléctrico previsto para la producción en serie supone una doble aportación a la electrificación de la familia de automóviles Mercedes-Benz, pues en el futuro combinará por primera vez en todo el mundo la innovadora técnica de pilas de combustible con el suministro eléctrico por batería en un vehículo híbrido enchufable. La versión eléctrica integral del apreciado SUV «repostará» hidrógeno y electricidad. La interacción inteligente entre la batería y la pila de combustible y la breve duración del repostaje de hidrógeno será en el futuro la clave de la idoneidad del GLC F-CELL para la conducción en régimen eléctrico y sin emisiones, incluso en recorridos largos. Los 4,4 kg de hidrógeno transportados a bordo ponen a disposición del modelo de preserie energía suficiente para alcanzar una autonomía de hasta 437* km en el ciclo normalizado europeo.

Al mismo tiempo, el conductor del modelo F‑CELL se beneficia de la autonomía de hasta 49 km en el ciclo normalizado europeo que ofrece la batería de iones de litio de gran capacidad. La potencia de propulsión asciende a 147 kW y brinda una combinación ideal de dinamismo y placer de conducción sin emisiones directas. La presentación de los modelos de preserie del Mercedes-Benz GLC F-CELL supone un paso importante en la implementación de la estrategia empresarial «CASE» de Daimler: la interconexión en red (Connected), la conducción autónoma (Autonomous), el uso flexible de los vehículos (Shared & Services) y la propulsión eléctrica (Electric). Daimler tiene previsto lanzar al mercado diez vehículos con propulsión eléctrica por batería hasta el año 2022. El GLC F-CELL supone un paso importante en esta dirección.

Singular: electromovilidad sobre dos pilares

Los vehículos presentados constituyen una primicia mundial, pues combinan por primera vez en un automóvil eléctrico la tecnología de pilas de combustible con una batería de iones de litio como fuente adicional de energía. La batería puede recargarse directamente por conexión a una toma de corriente externa como un modelo híbrido enchufable. Ambas fuentes de energía interactúan inteligentemente e impulsan el motor eléctrico para brindar un elevado placer de conducción sin emisiones directas. 

La novedad mundial incorpora un sistema completamente nuevo de pilas de combustible, desarrollado por los ingenieros de Mercedes-Benz en estrecha cooperación con sus socios de la red de centros de competencia de Daimler. El sistema de pilas de combustible es aproximadamente un 30% más compacto que hasta ahora, puede integrarse por primera vez completamente bajo el capó y se fija como un motor convencional a los puntos de suspensión previstos en el vehículo. Al mismo tiempo, se ha reducido en un 90% el uso de platino en la pila de combustible. De ese modo se preservan los recursos naturales y disminuyen los costes del sistema de propulsión sin mermas en su rendimiento.

La batería de iones de litio de los vehículos de preserie presentados tiene una capacidad de 13,8 kWh brutos y sirve de fuente de energía adicional para el motor eléctrico. Por primera vez es posible recargarla externamente haciendo uso de tecnología híbrida enchufable. Una estrategia de operación inteligente de la combinación de pila de combustible y batería asegura máxima eficiencia, unida a un elevado confort. Al igual que el motor de propulsión, el potente acumulador eléctrico se monta en la parte trasera del SUV sin restringir el espacio disponible para otros elementos. El cargador de a bordo de 7,2 kW puede conectarse a cualquier caja de enchufe doméstica, a una Wallbox o a una estación pública de carga para recargar cómodamente la batería. El tiempo de recarga es de unas 1,5 horas si se desea aprovechar la capacidad máxima.

La innovadora propulsión por pila de combustible híbrida enchufable conjuga las ventajas de las dos tecnologías exentas de emisiones directas. Gracias a su estrategia de operación inteligente, adapta en todo momento el uso de ambas fuentes de energía a la situación de conducción.

Daimler está ultimando los preparativos para la producción en serie del Mercedes-Benz GLC F-CELL. La actual flota de vehículos de prueba sirve a los ingenieros de Mercedes-Benz para dar los últimos e importantes pasos en la ruta que lleva al comienzo de producción. En la actualidad se están evaluando conceptos de distribución específicos para cada mercado, entre ellos también un modelo de alquiler. El SUV con plena idoneidad para la conducción diaria y para familias se fabricará en Bremen, al igual que el GLC con propulsión convencional.