Uber anuncia su vuelta a Barcelona y el taxi amenaza

La vuelta de Uber coincide con la limitación de VTC impuesta por el ayuntamiento de Barcelona y pone en pie de guerra al sector del taxi y a la ciudad

Imagen de un vehículo de Uber en Madrid, que hoy estrena UberX en Barcelona / CG

Uber ha anunciado a través de una nota su vuelta a Barcelona: "Estamos cambiando nuestra manera de trabajar. Y Barcelona no es una excepción. Queremos trabajar con los agentes locales para contribuir a construir un modelo de movilidad más sostenible".

En 2014, Uber se vio obligada a dejar la ciudad condal cuando fue denunciado en reiteradas ocasiones por el sector del taxi por su servicio UberPop, un sistema con el que cualquier conductor podía ir recogiendo pasajeros si estaba en su ruta. Como informamos en Ecoonomia, en diciembre de 2017, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que el modelo anterior, el de UberPop, no se podía mantener pues "es una empresa de transporte y no una plataforma digital de intermediación entre viajeros, por lo que estará obligada a trabajar con licencia —como la de vehículos de alquiler con conductor (VTC) con las que actualmente trabaja en España— y no podrá ser operada por conductores particulares".

Ahora el modelo de negocio es otro: ahora solo opera con conductores con licencias VTC. Su vuelta se produce días después de la ordenanza aprobada por el consistorio que lidera Ada Colau para imponer el sistema de licencias a empresas como Uber y Cabify que seguro pone en dificultad el negocio. Además, el anuncio ha provocado la respuesta airada de Tito Álvarez, portavoz de Elite Taxi Barcelona, que ha advertido en declaraciones a El País que "en el momento en que entre Uber se va a liar. No podemos controlar lo que pase en la calle cuando salgan sus coches".

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información