Ryan Air y sus asientos separados para familias

La compañía irlandesa obliga a pagar un extra para que niños y padres se sienten juntos

Check in Ryan Air

Check in Ryan Air

La compañía irlandesa, famosa por favorecer las incomodidades de los pasajeros, ha vuelto a dar un salto hacia atrás. Tras unos meses en que había abandonado algunas prácticas sonrojantes, como evitar el saludo a los pasajeros, vuelve a la carga con sus extrañas políticas. Curiosamente cuando las decisiones positivas había favorecido su crecimiento.

En vuelos con acompañante la compañía abandona el criterio de poner juntos a los pasajeros de forma gratuita. Esto ha creado un malestar en muchos tripulantes de cabina ya que, principalmente cuando hay niños, requiere unos movimientos de pasajeros internos en el avión en los momentos más intensos de la preparación del vuelo. Como podemos ver en un check in reciente, la compañía ofrece la opción de ir juntos por un extra económico.

Actualmente no hay normativa que obligue a las compañías a poner en asientos juntos a una misma reserva. Pero parece cuanto menos discutible que un menor pueda volar solo. La práctica, cuyo fin es simplemente económico, se convierte en una decisión cuanto menos discutible.  

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información