Los millennials prefieren las tecnologías biométricas de seguridad

Gran parte de usuarios prefieren las tecnologías biométricas (lectura de huella dactilar, escaneado de retina y reconocimiento facial o de voz) para acceder a sus aplicaciones

Un usuario accede a su cuenta bancaria a través de una 'app' de reconocimiento facial

Un usuario accede a su cuenta bancaria a través de una 'app' de reconocimiento facial / CG

El 67% de los usuarios en todo el mundo se siente actualmente cómodo utilizando tecnologías biométricas (lectura de huella dactilar, escaneado de retina y reconocimiento facial o de voz) para acceder a sus aplicaciones. En lo que se refiere a España, somos el segundo país de la Unión Europea donde los ciudadanos muestran mayor preocupación por los riesgos en el uso de la autenticación biométrica a la hora de acceder a sus datos personales (55% frente al 45% de la Unión Europea). También nos preocupa más que la autenticación biométrica no funcione (53% frente a 43% de los países europeos).

Estas son algunas de las conclusiones del estudio IBM Security Future of Identity elaborado por IBM basándose en más de 4.000 entrevistas realizadas a ciudadanos en todo el mundo. El objetivo es identificar las principales tendencias en seguridad para acceder a las aplicaciones, incluyendo el uso de contraseñas, la seguridad biométrica o la denominada autenticación multifactor, es decir aquellas que combinan dos o más credenciales personales (como la contraseña, junto a un token de seguridad y una verificación biométrica, por ejemplo).

En el caso de aplicaciones financieras, el 70% del total de encuestados prioriza la seguridad en el acceso, frente al 14% que menciona la comodidad como su prioridad. La seguridad es también prioritaria para compras online, aplicaciones de trabajo y correo electrónico. Respecto a las redes sociales, las prioridades no están tan definidas. Un 36% prefiere la comodidad en el acceso, un 34% la seguridad y un 30% la privacidad.

Cambio generacional en la seguridad: la biometría se populariza

Aunque entre los más mayores el uso de una contraseña tradicional sigue siendo la opción preferida, las generaciones más jóvenes (los menores de 35 años) muestran cada vez una menor confianza en su uso y apuestan por métodos alternativos para asegurar sus cuentas, como las tecnologías biométricas o la autenticación multifactor.

El 75% de los millennials (aquellos comprendidos entre los 20 y los 36 años) se siente cómodo con las tecnologías biométricas, mientras que solo un 58% de los mayores de 55 años lo hace. Solo el 42% de los millennials utiliza contraseñas complejas que combinan letras, números y caracteres especiales (frente al 49% de los mayores de 55 años). Y el 41% usa la misma contraseña varias veces (frente al 31% de los mayores de 55 años).

Los mayores de 55 años utilizan, de media, 12 contraseñas distintas, mientras que la denominada Generación Z (aquellos comprendidos entre los 18 y los 20 años) solo 5.

Los millennials son hasta dos veces más propensos a utilizar un gestor de contraseñas (34%) que los mayores de 55 años (17%).

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información