La vida de las mujeres y los hombres en Europa

El informe desvela que hay mucho por hacer aún: Las mujeres ganan un 16% menos que los hombres en la UE y hay dos hombres por cada mujer en puestos directivos

Hombre y mujer caminando / Pexels

Hombre y mujer caminando / Pexels

Nuestra vida está marcada por distintos hitos, comenzar la escuela, dejar el hogar familiar e incorporarse al mercado laboral, casarse, tener hijos, jubilarse... Existen grandes diferencias entre mujeres y hombres, pero también entre los Estados miembros de la Unión Europea (UE) en lo que respecta a la educación, el empleo, la carrera profesional y los ingresos, pero también en el cuidado de los hijos, los hábitos de salud y nutrición o los culturales, deportivos y el uso de internet.

Las estadísticas pueden ayudar a comprender mejor la diversidad y las características de la vida de los europeos, destacando las similitudes y disparidades entre mujeres y hombres. Este es precisamente el objetivo de la nueva publicación digital La vida de las mujeres y los hombres en Europa: un retrato estadístico, difundida hoy por Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, en colaboración con los Institutos Nacionales de Estadística de los Estados miembros de la UE y los países de la AELC1 (Asociación Europea de Libre Comercio: Incluye Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza).

La publicación, que se difunde con motivo del Día Europeo de la Estadística que se celebra cada año el 20 de octubre, está disponible por primera vez en 24 idiomas.

  • Viviendo, creciendo, envejeciendo... Esta parte se centra en la demografía y la salud, incluyendo por ejemplo, datos sobre la esperanza de vida, los tipos de hogar o la percepción de la salud. Se muestra la línea de la vida en la que destacan diferentes hitos y donde se puede descubrir, entre otras cosas, que las mujeres abandonan el hogar familiar dos años antes que los hombres en la UE (25 años frente a 27). También se da a conocer que hay siete veces más madres solteras que padres solteros en la UE y que, en general, los hombres tienen mayor predisposición a percibir su salud como buena. Esta parte también muestra que, a pesar de sus diferencias, las mujeres y los hombres en la UE están igualmente satisfechos con sus vidas.

  • Aprendiendo, trabajando, ganando... Este capítulo incluye datos sobre el nivel de educación alcanzado, el equilibrio entre la vida laboral y personal, el trabajo a tiempo parcial, el desempleo, la brecha salarial de género, etcétera. Contiene conclusiones interesantes que indican que una mayor proporción de mujeres (33%) que de hombres (29%) en la UE tiene estudios superiores. También muestra que a mayor número de hijos, mayor es la diferencia entre las tasas de empleo de mujeres y hombres. Además, revela que las mujeres ganan un 16% menos que los hombres en la UE y que hay dos hombres por cada mujer ocupando puestos directivos.

  • Comiendo, comprando, navegando, socializando... Esta parte se centra en la nutrición y los hábitos sociales, las actividades de ocio y los hábitos en internet. Al analizar el consumo de alcohol, cigarrillos o frutas y verduras, pero también en la actividad física, las diferencias entre mujeres y hombres explican, al menos en parte, por qué hay más hombres que mujeres en la UE que se considera que tienen sobrepeso (57% frente a 44%). También descubrirá que leer libros así como asistir a espectáculos en directo, como conciertos, es más común entre las mujeres que entre los hombres en la UE. La sección final está dedicada al cuidado de los hijos, al trabajo doméstico y a la cocina, donde observará, por ejemplo, que el 79% de las mujeres en la UE cocinan y/o realizan las tareas del hogar a diario, en comparación con el 34% de los hombres.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información