La CNMC mantiene su postura al respecto de Uber

La Comisión argumenta que no se han pronunciado sobre la cuestión que ha resuelto el TJUE, y sí contra la regulación del transporte terrestre de pasajeros

Un usuario busca un coche de Uber con su teléfono móvil / EP

Un usuario busca un coche de Uber con su teléfono móvil / EP

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha publicado un artículo en su blog en el que reafirma su postura contra la regulación del transporte terrestre de pasajeros, dado que, como afirman, "no nos hemos pronunciado sobre la cuestión que ha resuelto el TJUE".

Como hemos publicado en Ecoonomia.com, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha sentenciado que Uber es una empresa de transporte y no una plataforma digital, por lo que las autoridades nacionales pueden exigirle licencias como las que se les requieren a los profesionales del taxi. Esto supone un duro revés para empresas como Uber y Cabify que pueden verse obligadas a pivotar su modelo de negocio.

Por su parte, la CNMC ha mantenido que la normativa que regula el régimen de transporte de viajeros en vehículos de turismo (es decir, tanto la del taxi como la de los vehículos con conductos, “VTC”) debe respetar los principios de regulación económica eficiente. Esto supone que no se deben imponer restricciones a la libertad de establecimiento y circulación de los operadores salvo que sea absolutamente necesario y proporcionado para salvaguardar un determinado interés público legítimo, y siempre con la vista puesta en el interés general y no en el de los posibles operadores afectados.

Cómo afecta la sentencia en España según la CNMC

Si bien, en España servicios como UberPop no podían operar por decisión judicial, es decir, no estaban funcionando, porque esperaba la decisión que tomara el Tribunal Europeo, sí que funcionan servicios alternativos al taxi (como Cabify y Uber “no Uberpop”) y lo hacen de acuerdo con la normativa nacional. Para ello, cuentan con una licencia de VTC (vehículo de transporte con conductor) y solo si la tienen pueden funcionar como servicio alternativo al taxi.

Esta no es una exigencia de la UE, sino que cada Estado europeo, regula estos servicios como considera más adecuado. De hecho, en países como Irlanda, Reino Unido, Suecia y Holanda existe regulación más favorable a la competencia en el sector del transporte y que tiene efectos positivos para sus propios consumidores. Es decir, dentro del marco europeo, caben opciones más pro-competitivas a la hora de regular estos servicios y que van en beneficio de los consumidores.

La sentencia del Tribunal Europeo, según la CNMC, no obligará a modificar la forma de operar de estos servicios ni el régimen normativo que se les aplica. En la actualidad, los servicios alternativos al taxi que operan en España ya cumplen con la exigencia de licencia para poder transportar a viajeros, y operan legalmente bajo el llamado régimen de “VTC”. 

Finalmente, advierte la Comisión que, una vez ha resuelto este caso, el juzgado de lo mercantil de Barcelona, que planteó la consulta al Tribunal Europeo, tendrá que resolver en consecuencia, básicamente teniendo en cuenta la normativa nacional existente y los principios generales de la UE.

Al respecto de los recursos interpuestos por la CNMC

La CNMC reitera que la Sentencia del Tribunal Europeo no afecta a ninguno de los recursos, que seguirán, por lo tanto, su tramitación judicial como hasta ahora. Actualmente, tiene interpuestos los siguientes:

​Del mismo modo, al respecto del reciente informe en el que valoraban negativamente nuevas restricciones que el Ministerio de Fomento planea introducir sobre la regulación de los servicios alternativos al taxi, los VTC, han señado que "la sentencia del TJUE tampoco afecta a nuestras conclusiones en este informe ni a nuestra actividad en esta área".

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información