Jinn app, el primer fiasco de la última milla

Cierre de la oficina en España y despido masivo en central en Londres

Un repartidor en la última milla

El cierre de la oficina en España de Jinn y el despido masivo de trabajadores de la empresa en Londres, como ha informado el diario El Confidencial​, es el primer fiasco del sector denominado de la ultima milla. Allí, empresas como Deliveroo o Glovo compiten de una forma feroz siendo la siguiente ronda de inversión su final cada etapa.

Según las informaciones, la compañía ha agotado los recursos económicos de sus inversores y, ante el plante de los mismos, debe rehacer toda su estructura. No hay duda de que ciertos modelos de negocio cuyo único fin es saltar de ronda a ronda tienen grandes problemas cuando no pueden cerrar la penúltima. En el caso de la empresa fundada por emprendedores españoles, con fondos españoles pero con sede en Londres, se ha cumplido la norma.

Las empresas de la última milla flexibilizan el mercado laboral al máximo y requieren de ingentes recursos económicos para poder mantener las estructuras de entrega con unos salarios dignos. Un tema polémico con un producto ciertamente innovador. Veremos en las próximas fechas si alguna otra empresa de la última milla deberá cerrar si tampoco encuentra nuevos inversores.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información