Facebook, Airbnb y Cabify reivindican su papel en la economía

Desde Cabify han explicado que ha pasado en un año de 150 a 2.000 empleados en oficinas en España

Imagen en las que se ven las apps de Facebook, Twitter e Instagram en un móvil / EFE

Imagen en las que se ven las apps de Facebook, Twitter e Instagram en un móvil / EFE

La XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges ha organizado una mesa redonda sobre las perspectivas de los sectores disruptivos, que ha contado con la participación de Juan de Antonio, fundador y consejero delegado de la aplicación Cabify, que pone en contacto a usuarios con vehículos con conductor con licencia; Jeroen Merchiers, director general de Airbnb para Europa, y Chris Kim, exdirectivo de Facebook.

Los ponentes han coincidido en destacar el gran impacto económico que generan estas empresas, a pesar de las reticencias que su actividad suscita en sectores como el de los taxis, en el caso de Cabify, o el hotelero, en el de Airbnb. Chris Kim ha explicado que Facebook está al borde de conseguir los 2.000 millones de usuarios activos al mes, y WhatsApp, aplicación de mensajería que la red social adquirió en 2014, cuenta con 1.200 millones de usuarios mensuales. Por su parte, Juan de Antonio ha explicado que la compañía, que opera en numerosas ciudades de diferentes países, ha pasado en un año de 150 a 2.000 empleados en oficinas en España y que sus ingresos aumentan a un ritmo del 600% cada año. Jeroen Merchiers, compañía que tiene veinte oficinas en España, la principal de ellas en Barcelona, ha defendido que esta empresa no promueve la economía sumergida, sino “justo lo contrario”, porque todos los pagos en esta plataforma se realizan de manera transparente a través de cuentas bancarias.

El representante de Facebook ha considerado “errónea” la percepción de que las tecnológicas tratan de evitar el pago de impuestos, y ha recalcado que pagan la contribución social de todos sus empleados y además generan una gran actividad económica. Juan de Antonio ha concretado que Cabify España basa sus impuestos en los beneficios generados en este país, mientras que los conductores también están sujetos a esta fiscalidad y pagan “diez veces más impuestos que los taxistas”. Ha admitido, no obstante, que el ‘holding’ que agrupa a todas las filiales de Cabify tiene su sede en Delaware (Estados Unidos), porque no fueron “capaces de atraer capital a España”.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información