¿Cuánto se tarda en crear una empresa en España?

El Banco Mundial asume que el tiempo mínimo requerido para cada procedimiento es de un día. España no destaca por ser un país ágil.

Doing Business 2017 / World Bank

Doing Business 2017 / World Bank

España no destaca por ser un país ágil. De hecho, es uno de los países en los que más se tarda. En concreto, 13 días frente a los 8,3 que se tarda de media en el resto de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según el informe Doing Business 2017 del Banco Mundial.

El Banco Mundial asume que el tiempo mínimo requerido para cada procedimiento es de un día, excepto para aquellos que pueden ser completados online, para los que el tiempo requerido es medio día. Aunque haya procedimientos que puedan realizarse simultáneamente, éstos no pueden comenzar en el mismo día. Es decir, los procedimientos simultáneos comienzan en días consecutivos con excepción de aquellos que pueden ser completados online. Se considera que un procedimiento de registro se ha completado una vez que la sociedad ha recibido el documento final de incorporación, como por ejemplo el certificado de inscripción de la sociedad, o que puede comenzar operaciones de manera oficial.

España se sitúa en el puesto 85 mundial según el informe Doing Business, que evalúa 190 países de todo el planeta. Respecto al informe del año anterior, España bajó seis posiciones pese a aumentar levemente la nota obtenida, que tiene en cuenta tanto los procedimientos, como el tiempo necesario o los requisitos de capital a pagar por este hito. A la hora de medir la facilidad para hacer negocios, el informe Doing Business 2017 no solo tiene en cuenta el tiempo que se tarda en abrir un negocio. También evalúa en otros apartados el tiempo necesario para obtener permisos de construcción, la facilidad para obtener electricidad, el registro de la propiedad, conseguir crédito, la protección a los inversores minoristas, el pago de impuestos, el comercio transfronterizo, el cumplimiento de contratos o la resolución de la insolvencia.