155 millones para transformar la Diagonal de Barcelona

Colau también ha manifestado su intención de "nacionalizar" la gestión del tranvía que estará, en principio, en manos privadas hasta 2032

Así quedará la Avenida Diagonal una vez se hagan las obras del tranvía que unirán la plaza de les Glòries con Francesc Macià / Ajuntament de Barcelona

Así quedará la Avenida Diagonal una vez se hagan las obras del tranvía que unirán la plaza de les Glòries con Francesc Macià / Ajuntament de Barcelona

Sin hacer ruido. Así es como avanza la transformación de Barcelona por parte del consistorio que lidera Ada Colau. Es una transformación hacia la sostenibilidad y también hacia el caos pues, en la proyección de los carriles bicis y del tramo del tranvía por la Diagonal que unirá la plaza de les Glòries con Francesc Macià, si algo no han contemplado es qué hace la ciudad con los transportistas, con los autocares en la recogida y dejada de niños en el transporte escolar ni, por supuesto, los atascos que se producirán (más aún) en las principales arterias de la ciudad.

Los caros atascos de Barcelona

Recordemos que, según un informe de la empresa TomTom, Barcelona, en 2016, era ya la 68 ciudad del mundo con más atascos y la primera de España con un 31% de retrasos ocasionados por el tráfico, que se eleva al 51% en las horas punta lo que nos supone unos 31 minutos de más en el coche al día y 119 horas al año. Según otro informe, los atascos les cuestan a las empresas unos 145 millones al año (sólo en la ciudad condal).

La transición hacia una ciudad sostenible debería incluir más puestos de carga para los automóviles eléctricos, más ayudas para la renovación del parque automovilístico, más autobuses de barrio y quizás más sensibilidad hacia las motos. El espacio de nuestras calles está limitado; quitar carriles a unos para que otros circulen sólo puede llevar al colapso, máxime cuando las obras se hacen en pleno invierno y cuando los carriles bici se construyen entre salidas y entradas de aparcamiento y los carriles buses paralelos a las salidas de los colegios, como el nuevo tramo en sentido contrario en la calle Travessera de Gràcia entre las calles de Balmes y Santaló.

Los 155 millones de euros para la nueva Diagonal

La nueva obra, que unirá ocho municipios con el centro de la ciudad y reducirá hasta quince minutos el tiempo de trayecto con transporte público entre Francesc Macià y las Glòries, costará un total de 155 millones de euros: 88 millones que adelantará el Ayuntamiento para construir la infraestructura del tramo central (que debería ser resarcida por el ATM o la Generalitat), más otros 67 millones para la urbanización de la avenida.

En un comunicado, desde el consistorio indican que queda pendiente el acuerdo municipal para aprobar la ejecución de la conexión del tranvía por la Diagonal, que se está debatiendo actualmente en la comisión de estudio de la conectividad del transporte público en la avenida Diagonal.

En el mismo comunicado también revelan su intención de "nacionalizar" la gestión del tranvía que hoy está en manos de capital privado y cuyas concesiones (dos) expiran en 2032. El Ayuntamiento indica que el objetivo es "sustituir el sistema actual por una gestión pública de toda la red tranviaria que empezaría por la financiación y la construcción del tramo central con recursos municipales y dejaría vía libre a una gestión íntegramente pública cuando acaben las actuales concesiones del Tram". El rescate inmediato de estas concesiones supondría un gasto de entre 220 y 400 millones de euros que, en el comunicado, parece que no lo vayan a desembolsar.

No hacerlo supondría que renuncian hasta el 2032 a los 64 millones de euros que han proyectado reportará el tranvía de beneficios gracias a que un incremento de la infraestructura del 44%, conllevaría un aumento de usuarios del 107%, 227.000 en día laborable, que supondría doblar el número de pasajeros actual, según indica el informe del Gabinete de Estudios Económicos.