Uber otra vez

​Otra vez Uber. Otra vez Uber en las noticias, en las protestas, y en la opinión. Estos días en Madrid ha habido protestas, y en otras ciudades de España. Los protagonistas son los taxistas, son el primer grupo amenazado, y por lo tanto el primero que se levanta.

En mi opinión, los taxistas son víctimas. Son víctimas de un sistema antiguo y corrupto, que les ha puesto en una posición muy frágil. Lo peor de todo, es que en su mayoría son personas que han "empeñado" sus vidas económicamente para salir adelante, han invertido no solo sus ahorros, también sus horas de vida siguiendo las reglas. No creo que exista uno solo que quisiera contratar y pagar todo lo que pagan, pero seguir las reglas ahora les penaliza.

Uber no es una tecnológica

Me molesta muchísimo, y además me enfada, el hecho de que se use a la tecnología para ocultarse. Me encanta el desarrollo tecnológico, me encanta el avance de la ciencia, y el avance de la sociedad, pero no me puedo alinear con la falta de ética en favor del "yo puedo", y peor aún el "yo puedo por dinero".

Uber no es una tecnológica. Por más que lo repitan y por más que lo digan. Yo soy experto clasificando empresas, es difícil que alguien me gane en este campo. Tengo un método infalible que estoy dispuesto a compartir, y que puede usar incluso un alcalde o el fiscal de la Unión Europea: la factura. 

¿Cómo sé si un negocio es un restaurante? Al pedir la factura o el ticket de caja, ves la descripción, si tiene nombre de comida, de plato servido; entonces es un restaurante. Por lo tanto llegados a esta conclusión, se espera que el negocio (empresa) cumpla con los requerimientos del sector, tanto en cuanto a impuestos, empleos, servicio y, muy importante, sanidad.

¿Cómo sé si un negocio es una agencia de viajes? Al pedir la factura ves la descripción del servicio y por lo general habla de viajes, o de billetes para transporte, entonces es una agencia de viajes. Por lo tanto, llegados a esta conclusión, se espera que el negocio (empresa) cumpla con los requerimientos del sector, tanto en cuanto a impuestos, empleos, servicio y, muy importante, la responsabilidad ante posibles problemas de los viajes.

Todos los sectores tienen su mal momento. Ninguno está exento. Lo que siempre ocurre cuando hay un problema es que los afectados y los que están al frente de la televisión viendo los programas de debate, es la queja de "por qué nadie hizo nada", o "cómo es que le permitieron operar de esa forma", y por supuesto "queremos responsabilidades políticas". 

Uber es más caro para todo el país

Cuando pagas a Uber no ahorras, el dinero viaja directamente a California. Lo sé bien porque también recibo pagos por PayPal, y por ejemplo cuando alguien en Colombia nos paga un curso usando PayPal, el dinero se lo cobran al consumidor pero se ingresa en nuestra cuenta de Banco en España. Así que como he dicho, el dinero vuela a California y los impuestos también. Ya sabéis todos que los políticos no están ahí por su inteligencia, así que cuando les falte para pagar la sanidad, la educación e incluso el transporte público, subirán los impuestos, los ciudadanos creerán que ahorran al contratar un viaje por un euro más barato, y pagarán cada vez más impuestos.

Ahora mi segunda parte

Uber NO es el problema. La facilidad con la que se ha colado Uber es por los años de abusos por parte de quienes regulan el transporte público. Ahora que todos somos expertos en "los papeles de Panamá", la razón por las que hay empresas que encuentran huecos y venden servicios para empresas fantasmas es porque, en el otro lado, hay un sistema que no funciona. Esto es lo que pasa en el transporte de personas que actualmente llevan los taxis... está caducado.

Viajo mucho en taxi y no me quedo callado, hablo con los conductores. He conversado con alguno que lleva 12 horas seguidas ese día porque tiene que hacer frente a pagos y aun no ha conseguido el dinero. He visto a una mujer taxista llorar porque tiene a un familiar enfermo y tiene que echar más horas para asumir los pagos, en vez de poder acompañar en el hospital. He conocido algún taxista que ha tenido que usar los ahorros de dos meses para pagar una mampara en el taxi, porque en el Ayuntamiento se le ocurrió a alguien y ahora todos tienen que comprarla e instalarla en el único sitio oficial... ese tipo de cosas que huele más a "pago de promesa política" que a "hemos encontrado en un Ayuntamiento la forma de hacer más seguros los coches, algo que los fabricantes no han pensado jamás". 

No es culpa del taxista el hecho de que una licencia cueste igual que una casa, tampoco es su culpa el hecho de que no le permitan comprar un coche más amplio para mejorar el servicio, solo porque la marca no ha pasado por caja en el Ayuntamiento. Es fallo del sistema.

Lo que no está bien, es que tras años de abuso a un gremio, que ofrece un servicio mejor o peor, pasen a ser víctimas otra vez, seguir las reglas que le ha impuesto su gobierno le ha dejado en el lado equivocado. En la transición siempre es necesario ayudar a quienes sufrirán dicha transformación. Es evidente que el nuevo no puede simplemente pasar a gozar el nuevo modelo cuando otros lo han estado pagando, algún tipo de “compensación” es necesaria que nivele fuerzas y permita una competencia sana y leal.

Mis tres conclusiones son

1. Uber y los taxistas deberían ser aliados para cambiar un sistema obsoleto.

2. Uber es una empresa de transportes, debería abrir una oficina local, con una cuenta de banco local, darse de alta en el epígrafe respectivo de transporte, y asumir las responsabilidades respectivas. Competir honestamente.

3. Sí deberíamos pedir responsabilidades políticas, por no adaptar el sistema corrupto y obsoleto a los nuevos tiempos. Porque los fiscales no han investigado el por qué de una mampara que nadie necesita. 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información