Puigdemont, más seguro en Cataluña

Aunque a alguno le parezca un poco extraño, Carles Puigdemont estará más seguro en Estremera que en Bruselas. Al ex-president se le acaba el tiempo. Si no es investido presidente desaparecerá en el olvido en la sórdida capital belga. Y cuando uno llega al olvido sin cumpir sus expectativas con cierta gente, ésta se cabrea. Además, si es investido, un día u otro deberá volver a Cataluña y automáticamente ingresar en la cárcel. Por lo que también les fallará.

Como decimos, en el ámbito personal será su acción más inteligente de los últimos meses e incluso años. La exposición de Puigdemont a diversos riesgos sólo está cubierta en España. A algunos que ciertamente el personaje nos importa bien poco, creemos que al menos, lo ideal sería que purgara sus acciones delictivas donde las ha cometido: en España. A veces, hay gente que, por muy desastre que hayan sido en su vida, deben ser citados para explicarse.

Todos sabemos que Carles Puigdemont no es la persona más inteligible en sus explicaciones, pero cuando uno pretende jugar la Champions con un equipo de mediocres no sólo se expone a un baño deportivo, sino a una humillación pública. Y el problema, en ese caso, no es Puigdemont, sino que mucha gente aprovecharía el momento para humillar Cataluña. Y si algo hemos de empezar a hacer, sobre todo desde los medios de comunicación, es separar desde ya las acciones de las personas, por muy presidentes que hayan sido, de la forma de trabajar de Cataluña. Aunque nos cueste muchos esfuerzos, ni los catalanes somos como Jordi Pujol ni mucho menos como Carles Puigdemont. 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información