Louvre Abu Dhabi: los maestros del arte descubren Oriente Medio

​Por fin abre el museo del Louvre en Abu Dhabi. Nadie se lo esperaba después de cinco años de retraso sobre la fecha prevista, pero menudo sorpresón. Además, avisan con tiempo para que reservemos cita en el sastre o en la modista para hacernos el traje a medida: la apertura será el once de noviembre. Si para el anuncio tuvieron que venir la ministra de cultura francesa y el arquitecto Jean Nouvel, para la inauguración es previsible que Emmanuel Macron haga acto de presencia. Por otros motivos ya pasaron por aquí Nicolas Sarkozy –para presentarse- y François Hollande –para despedirse-, además de sus ministros de Defensa nada más jurar el cargo y recibir la cartera. Eso es hacer bien los deberes. Lamentablemente, no recuerdo presidentes españoles poniendo esta región en su lista de viajes oficiales nada más tomar posesión.

Los franceses que viven en Francia sintieron una traición horrible cuando en 2007 se anunció la creación del Louvre Abu Dhabi, incluso algunos periódicos abrieron con portadas desgarradoras diciendo “nos han robado el alma” y cosas así. En realidad la operación fue un win-win situation: por un lado, las piezas artísticas cogían polvo en los sótanos de París por falta de espacio. Por otro, Abu Dhabi ofrecía espacio para exhibirlas y de paso, se posicionaba como destino de negocios y cultura de alto standing –aquí nada de mochileros borrachos orinando por las calles ni de pisos turísticos-.

Los franceses que viven en Abu Dhabi daban palmas de alegría: por fin ponían una pica en Flandes (metafóricamente hablando, claro). El Museo comenzó a tomar cuerpo tras la muerte de Yves Saint Laurent en 2008. Su socio y compañero Pierre Bergé subastó a principios del 2009 en la casa Christie´s la colección de arte que la pareja había acumulado a lo largo de décadas. Muchas de esas piezas pasaron a engrosar la colección propia del Louvre Abu Dhabi. Para abrir boca, se organizó una pequeña muestra en algunas salas del lujosísimo Emirates Palace Hotel, el mismo donde Sarah Jessica Parker y su troupe de Sexo en Nueva York quisieron rodar su película y no les dejaron (las tomas exteriores con camellos las hicieron en Marruecos). Para asistir a la muestra del futuro museo sólo había que reservar por teléfono. Me planté un par de veces allí para extasiarme.

Desde el Louvre París y otros trece museos franceses, se prestarán la mitad de las seiscientas obras de arte que se exhibirán en la isla Saadiyat, que, por cierto, significa felicidad. El acuerdo con las autoridades francesas se firmó por tres décadas. El coste original se dijo que rondaría los mil millones de euros, más otros quinientos millones por la construcción del museo.

Mondrian, Da Vinci, Manet, Rodin… los maestros del arte en Oriente Medio y mientras, en España, se decide si el fuet es longaniza nacional o autonómica. Los chorizos de mi pueblo son mejores que los del tuyo. Así nos va.