Las noticias falsas podrían acabar con las redes sociales

De acuerdo con algunos,  y principalmente los miembros del partido demócrata de Estados Unidos, las noticias falsas pueden hacer que se elija a un presidente. Las noticias falsas son exactamente eso, escritas para simular una realidad con la intención ya sea de entretener o de confundir. Se escriben en sitios web que simulan los portales de las agencias de comunicación, se parece al sitio en el que hemos leído noticias desde hace años, pero está construido para engañar.

¿Cómo es posible que nos puedan engañar tan fácilmente? Si te digo que finalmente llegaron los marcianos y que han aterrizado en las plazas de las principales ciudades de España, ¿te lo crees?

Permíteme por un momento cambiar la pregunta. Por favor imagine que está caminando al mediodía por la principal avenida de su ciudad, haga el ejercicio mental de transportarse ahí, vea las tiendas y las personas que circulan por ahí. ¿Siente miedo? Ahora quiero que haga el mismo ejercicio mental, pero ahora son las 3:20 de la mañana, está oscuro y nadie más circula por ahí. ¿Siente miedo? ¿Al menos una sensación diferente? Se llama confianza.

Hace un año aproximadamente comentaba con una compañera la conveniencia de usar la palabra “cifrar” en vez de “encriptar” cuando se trata de seguridad informática. Ella, de forma automática, abrió Google y buscó una comparativa de ambas palabras, el primer resultado fue un blog, pinchó en el enlace, entró, y dio por bueno todo lo leído ahí. Otro compañero hizo lo mismo cuando buscaba el permiso para viajar a los Estados Unidos, la ESTA, escribió “ESTA viajar Estados Unidos” y Google le devolvió en el primer resultado una web falsa, de estafas, en donde además fue estafado.

Tal parece que estamos confiando demasiado en la red. A su vez confiamos demasiado y a ojos cerrados en información y enlaces que alguien de “nuestra red” comparte, así sea que no conocemos a ese contacto, incluso no sabemos si existe, y mucho menos la web que origina la noticia.

Facebook por ejemplo, está tomando cartas en el asunto, con un poco de ayuda extra como el incentivo que ha recibido del gobierno alemán, que le ha amenazado con fuertes multas si continúa difundiendo noticias falsas, está el riesgo de que sus usuarios un día decidan dejar de confiar.

Mucho se ha dicho en cuanto a que el verdadero activo de una red social como Facebook son sus usuarios. Todos sabemos que lo que comercializa la red social, es a sus usuarios, y más aún, cuando se valora económicamente la red social, se hace con un factor que involucra el número de usuarios, y el número de usuario activos.

Hay un segundo activo que de hecho es el conductor, el contenido. Si ninguno de tus contactos comparte información en una red social, te marcharás para siempre, es lo normal, pero si comparten noticias falsas la credibilidad puede caer, y cuando la confianza se pierde, se pierde todo lo demás.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información