Las mujeres cotizan al alza en los Consejos, pero aún no basta

La presencia de mujeres en los Consejos de Administración de las empresas cotizadas creció durante 2017 en España, aunque las cifras muestran que nuestro país está aún lejos de alcanzar la paridad en estos órganos de control empresariales. Si bien es cierto que la cifra de mujeres consejeras (258 representantes) alcanzó el 19,15% en todo el mercado continuo, y que en sólo lo relativo a las compañías del IBEX-35 el porcentaje ascendió a casi el 24%, el doble que hace tan sólo seis años, la cifra sigue lejos de alcanzar la recomendación de la UE y la CNMV de contar al menos con un 30% de consejeras en 2020. 

Es verdad que estas cifras, recogidas en el estudio ‘Mujeres en los Consejos de las empresas cotizadas’, elaborado por ATREVIA, consultora que presido desde hace 30 años, y el IESEIIESE,inv al optimismo. Pero también nos deben hacer reflexionar sobre la lentitud con la que se van trasladando a la realidad las recomendaciones del Código de Buen Gobierno en paridad.

Desde que comenzamos a medir la evolución de los Consejos del IBEX-35, hace ya seis años, hemos presenciado avances en favor de la igualdad y el liderazgo femenino.  Este año, como novedad, hemos decidido ampliar el foco y observar la tendencia de las 99 empresas restantes que completan el mercado continuo. El resultado nos indica claramente cómo este crecimiento se está desarrollando a dos velocidades. Mientras que todas las empresas del IBEX-35 cuentan con alguna mujer en sus Consejos, hasta 15 empresas del mercado continuo no tienen ninguna consejera y otras 47 cuentan con una única mujer. Esto significa que todavía en 2017 el 46,6% de las empresas tenía menos de dos mujeres en sus máximos órganos decisorios.

Claramente, aquello que se mide y se da a conocer cambia a mayor ritmo que lo que permanece por debajo del radar de la opinión pública. Es necesario seguir insistiendo en los beneficios que supone incorporar mujeres en los Consejos de Administración porque este impulso es insuficiente en el resto de las empresas del mercado continuo.

Observamos diferencias significativas al analizarlo por sectores. Las empresas de bienes de consumo son las más proclives a incorporar consejeras con un 4,01% de los puestos, seguidas de las empresas industriales (3,49%). La construcción es el peor sector en cuanto a representación femenina, con tan solo un 1,34% de mujeres en los puestos de los Consejos.

Otro dato concluyente es que, lamentablemente, el avance de la mujer en números absolutos y en peso relativo en los Consejos de las cotizadas no se traduce en un aumento de las funciones ejecutivas. De hecho, tan solo el 4,76% pertenece a la tipología de consejeras ejecutivas mientras que la mayoría siguen perteneciendo al grupo independiente. Incorporar a más mujeres en puestos directivos sigue siendo la asignatura pendiente de los comités de dirección para romper definitivamente el techo de cristal. 

La presencia de mujeres en los Consejos no sólo nos permite aportar una visión más completa y real del mercado en beneficio de toda la organización, sino que obedece a una demanda de la sociedad, cada vez más plural y comprometida.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información