Las caras que siempre te miran

En todas los grupos que he tenido el honor de dirigir siempre me ha ocurrido una anécdota inicial que hoy quiero compartir con ustedes.

La de hoy intenta explicar esa sensación del primer día que entras por la puerta y ves la cara de los que desde ese momento serán tus compañeros, te das cuenta de muchas cosas en función de sus caras:

Esas caras de temor son de aquellos que tienen miedo al cambio, están inseguros con su trabajo o eran cercanos al antiguo directivo.

Las caras de sorpresa de aquellos que aún no se han enterado del cambio. Parece sorprendente pero pasa más de lo que piensan.

Algunas caras de enfado de aquellos que saben más que nadie de la empresa, y que creen que venga quién venga nada cambiará.

Y las caras sonrientes. Algunos sonríen y parecen felices de tu llegada. Son los marginados o los que piensan que su situación cambiará con tu llegada.

Todas esas actitudes son comprensibles y las manejas de la mejor manera posible.

Tras ese primer contacto, siempre hay un compañero que rompe el hielo y se acerca, te aprieta la mano y te dice su nombre. Lo suele hacer en el momento en el que el mayor número de compañeros está mirando. Trata de demostrar al resto que controla la situación y mostrar cercanía con el "nuevo jefe".

Luego vienen las palmaditas en la espalda, coge confianza y te empieza a decir lo que, según su visión, pasa en la empresa, sabe lo que hay que mejorar y quién sobra. Vamos, que tras su discurso no sabes muy bien por qué te han contratado. La frase que más repite es: "si yo estuviera en su lugar..."

Al cabo de unos días ya consigues tener una visión global, tu propia opinión sobre la situación y, al menos en mi caso, empiezas a contrastar todo lo que has visto y oído con anterioridad y siempre acaba igual, despidiendo a ese compañero que no era presidente del grupo porque no le dejaban.

Espero que siempre estén atentos a aquellas miradas de la gente.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información