La verdadera magia la creas tú

Dicen que aprovechar la tendencia es aprovechar el viento a favor. Hasta que deja de soplar. Otro mito. Además, ¿qué tendencia? La que se acaba de crear quizás no la hayas identificado y si lo has hecho, posiblemente sea demasiado tarde. Si uno lee actualmente sobre automatización, robots y transformación digital puede perder la perspectiva de las cosas. Y es que debemos pensar más en nuestro objetivo. Tendríamos que preguntarnos más a menudo en el por qué y para qué y no tanto en lo que hace la mayoría o qué es lo que se suele hacer sin más.

No vamos a descubrir ahora que la generación de estrategias automatizadas y el desarrollo de elementos más eficientes nos hacen progresar. Pero progresión no es sustitución. Y lo realmente interesante es establecer un equilibrio entre lo que se denomina vieja escuela y la implementación de las técnicas más novedosas. Porque la experiencia y el criterio de la primera hace que se puedan poner en práctica de la mejor manera con esa segunda. No olvidemos también que cuando hablamos de ofrecer servicios, el componente humano suele ser clave para empatizar

Podemos observarlo en el campo de la gestión de capital. En las últimas reuniones con inversores y compañeros de la industria, ha sido especialmente interesante intercambiar ideas sobre este tema. Ahora existen multitud de sistemas de inversión automatizados, plataformas, proyectos… un universo de posibilidades en constante evolución tras el movimiento fintech. Pero no debemos olvidar que el inversor debe hacer un trabajo de investigación e información con el objetivo de conocer lo que hay detrás. Tomarse el tiempo para hablar con las personas responsables de poner en práctica todo ello, con los gestores. Porque al final todo ese proceso automatizado ha sido desarrollado por personas y son ellas las encargadas de su buen hacer. Descolgar el teléfono, conocer su background y en definitiva el método de trabajo donde va a depositar su dinero es un acto de responsabilidad.

Debemos pensar que un robot no es sinónimo de bueno ni de malo, simplemente es la forma y no el fondo. El fondo lo establece la parte donde se crea la verdadera magia y donde existen las ideas. Porque poco sentido tiene sistematizar y parametrizar humo. Y es desde arriba donde la automatización puede generar un valor extraordinario y convertirlo en excelente. Pero no intentemos hacer castillos en el aire. Que ya sabemos que es atractivo parecer, pero no nos olvidemos nunca de ser. Y ten presente que un robot te va a sustituir siempre que sea posible, pero piensa que así podrás concentrarte en generar valor, en crear. Y nunca olvides que la verdadera magia siempre la creas tú.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información