La pesada mordaza de lo políticamente correcto

En estos momentos hay que reflexionar un rato antes de emitir una opinión. Y no me refiero a las personas que tienen una función pública. Esas ya están acostumbradas a medir sus palabras. Me refiero al común de los mortales.

Resulta que si sucede algo destacable como un accidente, un atentado, un problema social, una riña cualquiera, lo que sea que provoque un comentario entre la gente, cuidado con lo que dices y opinas. Todo tiene que ser políticamente correcto. Estamos llegando a un punto en que no nos paramos a reflexionar sobre lo que realmente pensamos del hecho, sino que decimos automáticamente lo que se nos indica que debemos pensar y por lo tanto opinar.

Y pobre del que ose decir algo contrario. Puede enfadarse con sus amigos, con parte de su familia e incluso con su pareja.

Hoy es imposible decir en voz alta que los "manteros" tendrán sus problemas para ganarse la vida, igual que miles de personas, pero eso no les da derecho a esa agresividad que demuestran. Además perjudican seriamente a los comercios que "sí pagan impuestos"  que sirven para los gastos de la ciudad. 

Y es más fácil criticar a la policía, acusándola de "violencia policial" por impedir actos vandálicos que hacen imposible moverse tranquilamente por la ciudad. No creo que si les dijeran educadamente "por favor señores abandonen este puesto"  ellos contestaran "por supuesto" y se marcharan. 

Y los ultras que se manifiestan y destrozan todo a su paso. Y los ocupas que creen que para poseer algo sólo hay que cogerlo. Y los matones de colegio que hacen la vida imposible a quien no les cae bien.

Son todos asociales e indeseables y habría que neutralizarles.

Pero si dices eso en una conversación se te echan encima defendiéndolos. No importan que agredan con lo que tienen a mano a la policía, eso no cuenta para sus defensores.

Hay muchos más ejemplos. No te puedes meter con individuos de otras religiones (con la católica si puedes) o de otras etnias porque inmediatamente te tachan de racista, xenófobo, te miran mal y piensan que eres una especie de bestia parda sin corazón ni empatía con los demás. Aunque, la mayoría de las veces, no te metes con toda la religión o con toda la etnia o con todo el cuerpo de policía... Te estás metiendo con un individuo o con un grupo de ellos que han hecho cosas que merecen tu repulsa. Con ellos solamente, no con todos. Pero entonces salen inmediatamente voces vengadoras a defenderlos. Por supuesto siempre que ellos no sean la víctima. Yo creo que por eso vemos casos absolutamente desconcertantes. 

Cuando los políticos tienen que hacer declaraciones sobre ciertos acontecimientos, indiscutiblemente dicen lo políticamente correcto y punto. A veces, cuando se queda un micrófono abierto por descuido, es genial porque escuchas lo que verdaderamente piensan. Está bien porque su trabajo es decir lo que dicen de la manera en que lo dicen. Parece ser que los guiones están hechos y nadie se puede salir de ellos.

Pero nosotros deberíamos poder expresarnos libremente, entre amigos, en una cola del cine o del súper y no tener que ve cómo te miran con cara de reprobación por decir en voz alta lo que ellos opinan realmente para sus adentros.

¿De qué se trata? ¿Mansedumbre ? ¿Miedo al qué dirán ? ¿A represalias ?

En este momento y con el referéndum a la vuelta de la esquina..., todos a callar. Cualquiera sabe lo que es "políticamente correcto" decir y en qué lugar. Uff!!!

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información