La fiebre del oro y el ahorro familiar

Hace unos años, con los tipos de interés tan bajos, algunos bancos alemanes se plantearon guardar en cámaras acorazadas el dinero que les sobraba y no usaban en dar créditos con el nivel de rentabilidad y solvencia adecuado. Algunos de ellos incluso se planteaban no atesorar dinero, sino metales preciosos, que permanecen más al sotavento de las crisis financieras.

El Banco Central Europeo (BCE), no lo vio con buenos ojos, por el mensaje que lanzaba al sistema financiero acerca de un oscuro futuro. Cuando un banco aumenta su inversión seriamente en metales preciosos está comunicando que no confía en la estabilidad del sistema.

Para una entidad financiera o aseguradora, mantener parte de su activo en metales preciosos es un arma de dos filos: por una parte se inmuniza frente una crisis (financiera, económica, política…) pero por otra introduce más volatilidad en su balance y consume muchos recursos propios.

Sin embargo, en muchos países con bajo nivel de desarrollo, inestabilidad política crónica e inflación, invertir en oro es una forma común de ahorrar a largo plazo. En Europa, en algunas naciones como Alemania, que guarda el recuerdo no cicatrizado de una inflación de entreguerras que devastó la riqueza familiar, hace que sea bastante común el adquirir oro, una fórmula que funcionó incluso durante la guerra.

La cuestión es: ¿tiene sentido invertir en metales preciosos?

Si vemos el comportamiento reciente del oro, en los últimos días, es como para tirarse de los pelos por no haberlo comprado hace tan sólo unas semanas, por su fuerte revalorización. Sobre todo si fuésemos norteamericanos, puesto que en los últimos tiempos el Euro se ha revalorizado frente al Dólar, mitigando la subida del precio del oro.

Evolución precio Oro

Llama especialmente la atención el empuje de la subida en la última semana. Y es que las bravatas norcoreanas y las respuestas fuera de tono de Trump avivan el fuego de la fragua que pone al rojo los metales preciosos. Tanta incontinencia verbal (esperemos que ahí quede) calientan el valor de los metales preciosos, a la vez que revalorizan monedas refugio como el Euro.

De hecho, ampliando la perspectiva temporal, vemos cómo la nueva presidencia americana ha impulsado al oro desde su inicio.

Evolución precio del oro en la era Trump

Desde luego, el que crea en una guerra nuclear, ya debería estar comprado en oro. Pero a los demás también les puede ser de interés.

En España, una buena parte de nuestros ahorros familiares están enladrillados. Del resto, la mayor parte de las familias ahorran en depósitos bancarios, con la garantía del estado hasta 100.000 Euros y que preservan la riqueza familiar a la vez que apuntalan al propio sistema bancario.

Pero existen además familias que invierten en activos financieros bien directamente, bien a través de fondos de inversión, planes de pensiones y seguros.

Para estas familias, que ahorran con visión de largo plazo, resulta interesante invertir en metales preciosos como activo de diversificación. En efecto, mientras los tipos de interés se mantengan tan bajos y exista un riesgo evidente de estallido de la burbuja de la renta fija, la alternativa es invertir en renta variable. Pero a los precios actuales, es como para pensárselo tres veces (dos veces es necesario siempre) antes de invertir. Este año no parece que vaya a ser magnífico en el Eurostoxx50 (por no hablar del Ibex35), como se ve en el gráfico extraído de finanzas.com.

Evolución actual Eurostoxx

En conclusión, estratégicamente está indicado mantener una diversificación en metales preciosos, sobre todo en momentos de alta incertidumbre. Ahora bien…, ¿cómo puede un pequeño ahorrador adquirir posiciones a largo plazo en oro? En España la dificultad es superior a otros países, por lo que existe una necesidad de inventar vehículos que canalicen este ahorro de forma eficiente, sin tener que sufrir por las comisiones.

Confiemos en que el mercado proporcione soluciones innovadoras adecuadas. 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información