¿ La Bolsa de quién ? ... la Bolsa de todos

Cuando se compran​ acciones, uno se siente seguro. Haga lo que haga el valor sus acciones “sigue" representando el valor de compra. Si suben, su valor lo vemos alto, si baja su cotización, no vemos nada. Y si le hemos puesto un soporte lo sacamos porque una caída del un 3-4% es normal y se tiene que recuperar. Para eso las hemos comprado, claro.

El problema surge cuando esto no ocurre, entonces queremos vender pero duele, han pasado 2, 4, 6 sesiones y la pérdida ya oscila entre un 10 y un 15%, demasiado. Resulta que nuestras acciones pueden ser más rápidas subiendo o bajando de lo que podamos serlo en sacarlas de su nuevo aislamiento. La primera reacción (humana, claro) es pensar en añadir más compras. Grave error. Como personas no aceptamos las realidades de la bolsa. Por eso deberían existir para los débiles, los que creemos que sabemos, y para los que creen que ya saben, unas leyes como los Mandamientos, pero en lugar de religiosos, económicos.

Los Mandamientos de la Bolsa son cinco:

  1. La Bolsa no es un juego, es una inversión.

  2. Invierte menos de lo que tengas, para ganar perdiendo.

  3. La prensa especializada en Bolsa, sabe lo que sabe todo el mundo.

  4. Cuando todos compren, tú vende; cuando todos vendan, tu también.

  5. No dejes que los demás ganen el último euro, “siempre” hay quién aceptará tus valores con más coste.

Otras consideraciones evidentes existen y complementan los 5 Mandamientos. Por ejemplo aceptar que no existe el medio plazo, el plazo es ahora o nunca. Quien invierte a largo no “juega” en Bolsa, y quien invierte en un número alto de valores tampoco invierte, simplemente juega o arriesga para compensar.

La división afecta a toda la cartera de un cliente y la multiplicación en bolsa no existe. Simplemente ocurre si arriesgas en rojo, todos somos libres en buscar esa canica, pero para jugar a la lotería… mejor la Nacional.,

Tampoco hay que tener en cuenta la posición llamada "neutral". Simplemente se utiliza cuando uno no sabe si vender, comprar o esperar, y lo único que aporta ser neutral es desesperar y perder el tiempo., 

El "llanto del virus” ganar o perder ¿disponemos de información privilegiada ? directa o indirecta…. Recuerdo más años aprendiendo (perdiendo) que sabiendo (ganando). Cuando una cadena de TV quería grabarme una entrevista sobre mis quehaceres en la vida de los negocios, y para no olvidar la originalidad de mi marketing personalizado, les propuse grabar el reportaje en el interior del hemiciclo de la Bolsa de Barcelona. En el peor de los casos ese día me aseguraba ganar por lo menos en publicidad. Previa solicitud a la máxima autoridad, conseguimos hacer algo inédito: ganar sin comprar.

Por último recordar que la Bolsa está repleta de la gente más inteligente del planeta y que en ella hay casos tan “honorables” como las acciones de Banca Catalana, en que desaparecieron 800 millones de pesetas, y en que sólo se “salvaron” unos pocos. Siempre es bueno dar unas propinas porque, en definitiva, al final "saber en bolsa solo sabe quien resiste las pérdidas"

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información