El mercado quiere más, no sólo cambio de domicilio

Cualquier observador regular de la Bolsa española habrá podido comprobar tras unas primeras horas, e incluso alguna jornada, la importante subida de las acciones de las empresas que han cambiado de domicilio social, que ese simple cambio de las principales cotizadas catalanas no es suficiente. El mercado quiere más, mucho más.

El Banco de Sabadell, tras su rally alcista de ayer, ha visto hoy un nuevo descenso de casi un 2%. Las noticias del cambio de domicilio social son buenas para el mercado en general, pero insuficientes en un análisis de la situación actual. Muchos inversores están retirando cualquier riesgo sobre el mercado en Cataluña. Un cambio de papeles de domicilio social es una primera señal, pero a empresas con un posicionamiento tibio durante estos años, el mercado lo juzga claramente insuficiente.

El reto independentista ha destrozado Cataluña para las próximas décadas y el apetito inversor ha quedado muy insatisfecho de sus posiciones abandonadas y quiere ahora compartir esas partidas con la mayoría de agentes que a su juicio han permanecido en silencio todos estos meses. Estamos ante una situación más desesperada de lo que algunos creen. El parón en la actividad económica en Cataluña, la retirada masiva de saldos bancarios, no augura días cortos. En los próximos días veremos situaciones que simplemente hace unas semanas nadie podía imaginar. 

 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información