El Buen Gobierno de las cotizadas nos importa a todos

El Buen Gobierno de las sociedades cotizadas tiene una importancia capital. Hoy en día las empresas tienen techos y paredes de cristal y, además, existe el convencimiento generalizado de que las compañías que cotizan en Bolsa deben ser gestionadas de manera adecuada y transparente como factor esencial para generar valor en las propias empresas, mejorar la eficiencia económica y reforzar la confianza de los inversores.

ATREVIA, la consultora que presido, toma cada año el pulso a la evolución del Buen Gobierno en las firmas del IBEX-35, en un informe elaborado por el Foro de Buen Gobierno y Accionariado, que lideramos junto al IESE. Las conclusiones de nuestro XIII Informe sobre Juntas Generales de Accionistas de las Empresas del Ibex muestra un avance en la implantación y cumplimiento de las recomendaciones de Buen Gobierno, que marca la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), pero señala también que el ritmo de mejoría es muy lento y, en ciertos capítulos, se ha estancado.

Existen aspectos, como la paridad en los Consejos, donde la situación es de un parón que debería hacernos reflexionar. De hecho, según nuestro informe, si proyectamos el ritmo de incorporación de mujeres a los Consejos de Administración del Ibex-35 de los últimos cinco años, harían falta casi 47 años para alcanzar la paridad para el número total de consejeros registrados en 2017 (451).

Además del estancamiento en la paridad, observamos una cierta paralización en la evolución de los Consejos frente al avance de años anteriores en campos como el tamaño; mientras en 2016 trece compañías redujeron el número de miembros de sus Consejos, este año sólo lo han hecho seis, y ocho incluso lo han incrementado. La recomendación de la CNMV es que los Consejos oscilen entre los 5 y los 15 miembros. Tampoco se registran cambios de calado en el quorum de constitución de las Juntas Generales. Las cifras en 2017 siguen en valores casi idénticos a los del año anterior.

Las grandes firmas apuestan por estar en las redes sociales. En concreto, el 82% de las compañías del IBEX-35 difundieron la Junta General de Accionistas en sus canales, entre las que destaca Twitter (64,7%) y Facebook (44,1%). Analizando más en detalle estas vías de comunicación, vemos que el 85,3% de las empresas tienen perfiles corporativos, si bien los directivos más activos en esta labor son muchos menos: 41,2% en el caso de los directores de comunicación y 17,6% en el caso de los consejeros delegados.

Existe un claro avance en los canales de contacto entre los accionistas minoritarios y las empresas, gracias a la tecnología: casi una de cada cuatro compañías del IBEX (el 23,52%) dispone de una aplicación móvil para accionistas. Además, y en línea por acercarse a este grupo, el 85,3% del IBEX tiene en funcionamiento un canal de streaming de las presentaciones de resultados y otras presentaciones relevantes, tales como Webcasts y conference-calls.