Cataluña, nueva serie de Netflix

Artur Mas dice que no hay apoyo suficiente para la independencia. Y, pim-pam, dimite. Carles Mundó, adiós “por razones personales”. Marta Rovira, escondida. Puigdemont, prófugo de la justicia que quiere presidir Cataluña por WhatsApp. La ANC, que tiene menos socios que votantes el Partido animalista en Cataluña, exige poner en marcha la República. Periodistas /altavoces indepes, que hay que implementar la Republica que votó el pueblo. Dirigentes de ERC vuelven al discurso de la vía unilateral, mientras Junqueras –el amoroso– hace la danza del vientre para salir de prisión. La marciana CUP, después de perder más de la mitad de los votos, dice que apuesta por funcionar como Estado independiente y, a la vez, una de sus corrientes dice que “no existe correlación de fuerzas suficiente”. Ah, y surge con fuerza Tabarnia…hasta medios internacionales se hacen eco (nota: Romeva, aprende…salió gratis).

Netflix tiene un filón para construir una serie sobre Cataluña, daría para muchos capítulos y mantendría a la audiencia enganchada. Una de las críticas frecuentes a las series de Netflix es que, a menudo, la primera temporada es brillante y luego se nota que estiran el argumento como un chicle y pierden la fuerza narrativa. Esto no ocurriría en Cataluña, cada día se genera infinita materia prima para los guionistas. Por ejemplo: Artur Mas ha dicho que dimite pero… ¡no se retira! Ay, ay, quizá en el próximo capítulo el Astuto fundará un nuevo partido…no me lo querría perder.

Sólo tengo una duda: ¿serie dramática, de aventuras,…o comedia?

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información