Las fintech favorecen la inclusión financiera

Actualmente, dos mil millones de personas y 200 millones de pequeñas empresas en las economías emergentes carecen de acceso a ahorros y a la financiación tradicional

Un hombre sostiene un móvil delante de un mercado africano con la aplicación fintech M-Pesa abierta / M-Pesa

Un hombre sostiene un móvil delante de un mercado africano con la aplicación fintech M-Pesa abierta / M-Pesa

La consultora McKinsey ha elaborado un estudio acerca del impacto del dinero móvil para aquella población de los mercados emergentes que no tienen cuenta bancaria.  Actualmente, dos mil millones de personas y 200 millones de pequeñas empresas en las economías emergentes carecen de acceso a ahorros y a la financiación tradicional. Realizan transacciones exclusivamente en efectivo, carecen de una forma segura de ahorrar e invertir su dinero, y deben confiar en prestamistas informales y redes personales para obtener crédito. Incluso los que sí tienen acceso deben soportar elevados costes para una gama limitada de productos. 

El éxito en la inclusión financiera implica llegar a estas personas y pequeñas empresas con productos que van más allá de los pagos y que pueden mejorar significativamente sus vidas financieras. Para tener éxito, los proveedores necesitan una visión clara de lo que impulsa la economía del dinero móvil y una mentalidad innovadora. Según McKinsey, las finanzas digitales tienen el potencial de llegar a más de 1.600 millones de nuevos clientes minoristas en las economías emergentes y de aumentar el volumen de préstamos otorgados a individuos y empresas en 2.100 millones de dólares, lo que significaría para sus balances un aumento de 4.200 millones de dólares. 

Para poder capturar la oportunidad, McKinsey señala que las fintech deben reunir las siguientes características: 

Escalabilidad equivale a rentabilidad 

La consultora cifra el 35% como el margen bruto óptimo para que una solución de pagos móvil sea rentable. Es cierto que las pequeñas pueden soportar hasta 2 veces la cifra de ingresos en gastos para sobrevivir. Puede que el mercado también deba tender a la concentración para que las empresas adquieran mayor tamaño, sostenibilidad y eficiencia.

El papel clave de la regulación

Como en cualquier mercado, el regulador puede afectar a la rentabilidad del proveedor de pago móvil y su escalabilidad. La consultora señala que la regulación tiene el potencial de influir en la capacidad de crecer y de mantener una base de clientes, construir y mantener una red de agentes de alta calidad, desarrollar capacidades críticas e infraestructura, y ofrecer productos más allá de los pagos.

En Europa, la posición de la Comisión es clara: hay que fomentar la innovación financiera y Europa debería convertirse en un centro mundial de las fintech, con empresas e inversores de la UE capaces de aprovechar sus ventajas.

Para McKinsey la postura que debiera tener el regulador sigue el mismo camino que el europeo, ya que como las finanzas digitales a gran escala promueven la inclusión financiera y, por lo tanto, su efecto es un aumento del PIB, los reguladores financieros deberían considerar el impacto de la regulación sobre la economía de los proveedores de dinero móvil como parte del equilibrio entre múltiples factores, incluida la estabilidad del sistema financiero, intereses de los clientes, objetivos de política más amplios y consideraciones macroeconómicas. 

Como ejemplos señalan los siguientes: los topes arancelarios destinados a hacer que los servicios sean asequibles para los usuarios más pobres pueden obstaculizar la rentabilidad y dificultar el crecimiento de la base de clientes. Los topes a las tarifas reducen la cantidad que un proveedor obtiene de una transacción individual o de la disposición de efectivo que, en algunos casos, pueden suponer la diferencia entre una empresa rentable y otra que pierde dinero. Proponen que se limiten las comisiones de retirada de efectivo a 0,25 dólares cada una y que el margen de los proveedores, cifrado en el 35 por ciento, baje al -5 por ciento, pues, incluso cuando los topes a las tarifas no hacen que un tipo de transacción no sea rentable, aumentan la rentabilidad del proveedor en general. También los firewalls requeridos pueden desalentar el crecimiento y agregar costes, reduciendo así la rentabilidad.

Hacia nuevos modelos de negocio fintech

Las fintech de pago móvil ganan dinero cobrando a los clientes por una combinación de cuatro tipos de actividades: las relacionadas con la apertura y el mantenimiento de la cuenta, los servicios de ingreso de dinero en efectivo, las transacciones entre dos cuentas y las actividades adyacentes vinculadas a la billetera o servicios de dinero móvil. Por lo tanto, un proveedor es rentable siempre que los ingresos totales de las actividades subyacentes excedan los costes totales. 

Para aprovechar las oportunidades actuales y futuras, los proveedores deberán asociarse o adquirir nuevas habilidades, pues, entre otros, los pagos móviles también posibilitan el comercio electrónico y nuevos modelos de economía colaborativa.

El éxito requiere una amplia comercialización y distribución, gestión de una fuerza de ventas de agentes, sistemas y análisis, desarrollo rápido de productos e intermediación financiera. Las capacidades y la experiencia en la oferta de productos adyacentes que se basan en monederos electrónicos generarán flujos de ingresos adicionales a largo plazo. Dichos productos podrían incluir tanto productos financieros -incluidas cuentas de ahorro, productos crediticios y seguros- como productos no financieros (por ejemplo, comercio electrónico).

Alibaba, Google, Apple y Amazon son algunos ejemplos de empresas de otros sectores cuya diversificación de actividad ha derivado el desarrollo propio de sistemas de pago para ofrecer un servicio global al cliente. La banca, las fintech y las empresas deben entender la oportunidad que los dispositivos móviles inteligentes ofrecen sellando alianzas que les permita capturarlas.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información