La Comisión Europea apuesta por impulsar la innovación Fintech

Para la Comisión, Europa debería convertirse en un centro mundial de las fintech, con empresas e inversores de la UE capaces de aprovechar sus ventajas

Imagen del auditorio del Google Campus de Madrid durante la celebración de la segunda edición del Fintech Startup Summit / Fintech Startup Summit

Imagen del auditorio del Google Campus de Madrid durante la celebración de la segunda edición del Fintech Startup Summit / Fintech Startup Summit

La que se le viene encima al sector financiero es de órdago. Aquellos que hayan entendido que la llamada tecnología financiera (fintech) no es más que la digitalización de sus servicios, puede ir cerrando sus puertas.

La Comisión Europea no sólo ha presentado su plan de acción para aprovechar las oportunidades que ofrece la innovación basada en la tecnología en el ámbito de los servicios financieros, sino que también ha hecho una declaración de intenciones al respecto al afirmar que "Europa debería convertirse en un centro mundial de la tecnología financiera, con unas empresas e inversores de la UE capaces de aprovechar al máximo las ventajas que ofrece el mercado único en este sector en rápida evolución".

El plan de acción es prometedor: prevé que el sector financiero pueda hacer uso de los rápidos avances en las nuevas tecnologías, como las cadenas de bloques (blockchain), la inteligencia artificial y los servicios de computación en nube. Al mismo tiempo, tiene por objeto hacer que los mercados sean más seguros y de más fácil acceso para los nuevos operadores. Esto beneficiará por igual a los consumidores, a los inversores, a los bancos y a los nuevos operadores del mercado. Además, la Comisión ha propuesto una etiqueta paneuropea para las plataformas, de modo que una plataforma con licencia en un país pueda operar en toda la UE.

Un auténtico tsunami para un sector protegido. Como avancé en mi columna, Román Escolano, el nuevo Ministro de Economía, tiene ante sí la oportunidad de hacer que la CNMV y el Banco de España sean el motor e impulso que requiere el sector y al que aspira Europa o hacer que la renovación que debe hacer de estos organismos sea continuista con el proteccionismo.

El plan de acción forma parte de los esfuerzos de la Comisión por crear una Unión de los Mercados de Capitales (UMC) y un auténtico mercado único de servicios financieros destinados a los consumidores. También forma parte de su plan para crear un mercado único digital. La Comisión pretende que las normas de la UE estén más orientadas hacia el futuro y se ajusten al rápido avance del desarrollo tecnológico.

De entre las medidas de este plan de acción (hay 23) destaco las que siguen:

  • La Comisión consultará al público sobre la mejor forma de promover la digitalización de la información publicada por las empresas cotizadas en Europa, incluso mediante el uso de tecnologías innovadoras para interconectar las bases de datos nacionales. Esto ofrecerá a los inversores un acceso mucha más fácil a datos claves para fundamentar sus decisiones de inversión.

  • La Comisión organizará talleres para mejorar el intercambio de información en lo relativo a la ciberseguridad.

  • También presentará un plan con las mejores prácticas sobre los campos de pruebas normativos, sobre la base de las orientaciones de las Autoridades Europeas de Supervisión.

Esperemos que la CNMV y el Banco de España recojan el guante y den un paso más que poner un buzón para hacer consultas. 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información