Europa a favor de la financiación colectiva

El Reglamento propuesto permitirá a las plataformas de financiación colectiva, crowdlending o crowdfunding, ofrecer sus servicios en toda la UE

crowdfunding crowdcube

La microfinanciación colectiva mejora el acceso a la financiación, en especial para las empresas de nueva creación y otras pequeñas empresas. Así, una empresa de nueva creación puede presentar su proyecto en una plataforma en línea y recabar apoyo en forma de préstamo («préstamos entre particulares») o capital propio. Los inversores reciben un beneficio económico por su inversión. En la actualidad, resulta difícil a muchas plataformas expandirse a otros países de la UE. Esta es la razón por la que la microfinanciación colectiva en la UE está poco desarrollada en comparación con otras economías importantes del mundo, y por la que el mercado de la UE está muy fragmentado. Uno de los mayores obstáculos es la falta de normas comunes a toda la UE. Ello aumenta considerablemente los costes operativos y de cumplimiento, e impide a las plataformas de microfinanciación colectiva expandirse más allá de sus fronteras.

La propuesta de la Comisión facilitará a estas plataformas ofrecer sus servicios en toda la UE y mejorar el acceso de las empresas en busca de fondos a esta modalidad innovadora de financiación. Una vez adoptado por el Parlamento Europeo y el Consejo, el Reglamento propuesto permitirá a las plataformas solicitar una etiqueta de la UE con arreglo a un conjunto único de normas. Esto les permitirá ofrecer sus servicios en toda la UE. Los inversores de las plataformas de microfinanciación colectiva estarán protegidos por unas normas claras sobre la divulgación de información, la gobernanza y la gestión de riesgos, así como por un planteamiento coherente en materia de supervisión.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información