Escolano implantará un banco de pruebas para las 'fintech'

Se reactiva el proyecto de ley de racionalización y reordenación de los organismos supervisores

Román Escolano en una imagen de archivo

Román Escolano en una imagen de archivo

El ministro ha anunciado que reactiva el proyecto de ley de racionalización y reordenación de los organismos supervisores de los mercados, cuyo texto saldrá a información pública en las próximas semanas y que espera tener aprobado antes del final de la legislatura. La reforma supondrá la división de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en dos organismos, uno para la competencia y otro para los mercados, y la creación de autoridades independientes para seguros y planes de pensiones, así como para la protección al ahorrador.

También ha mostrado su disposición a implantar cuanto antes un banco de pruebas regulatorio o "sandbox" en España que facilite la innovación en los servicios financieros y el desarrollo de las "fintech".

El Sandbox puede definirse como un entorno de pruebas controlado o espacio seguro de pruebas en el que las entidades o proyectos innovadores, que se encuentran en fase embrionaria, pueden emprender su actividad bajo la modalidad de exención, para el caso de actividades que pueden situarse bajo el paraguas del regulador con la normativa actual o bien bajo la modalidad de no sujeción para aquellas actividades aun no reguladas por su carácter innovador, como es el caso de operaciones con criptomonedas, ICOs (Initial Coin Offering en inglés) y neobanks.

La AEFI valora positivamente el anuncio de Sandbox por el Gobierno

Rodrigo García de la Cruz, presidente de la AEFI (Asociación Española de FinTech e InsurTech) ha afirmado que “Un entorno de pruebas controlado, sin duda ayudaría a aligerar la carga burocrática y, también, a proporcionar seguridad jurídica a las FinTech. Uno de los primeros obstáculos a los que se enfrentan es, precisamente, el complejo sistema burocrático y si somos capaces de avanzar, estamos seguros que se multiplicará el universo FinTech e InsurTech que ya supera los 5.000 empleos en nuestro país”.

En plena configuración del mapa europeo de las FinTech, para la AEFI un Sandbox regulatorio puede ser la punta de lanza para que España sea considerado como un país de referencia donde poner en marcha las iniciativas FinTech más innovadoras, y ser el puente natural entre Europa y Latinoamérica. Entre los beneficios apuntan los siguientes:

  1. La reducción de costes y tiempo de lanzamiento al mercado de los productos y servicios innovadores de FinTech e InsurTech.

  2. La creación de un sandbox en España posicionaría a nuestro país en el circuito internacional de inversiones extranjeras en sectores tecnológicos financieros punteros, y haría de España un miembro de pleno derecho del grupo de países que, como Reino Unido, Australia, Japón, Canadá, Hong Kong o Singapur, ya han dado un paso adelante para la atracción de entidades tecnológicas que operan en el sector financiero.

  3. Con el Sandbox se facilitaría la entrada al mercado de nuevas compañías, todo ello en beneficio de una mayor competencia y del cliente final (por ejemplo, con más y mejores productos y servicios, rebaja de los precios o innovación tecnológica).

  4. Un mejor acceso a la financiación y creación de empleo de calidad.

  5. Es probable, también, que el aprovechamiento por parte de España de un gap regulatorio a través de la implementación de un entorno de pruebas seguro haga de nuestro país un firme candidato, dentro de la Unión Europea para el establecimiento de entidades de otros Estados miembros que no cuenten con marcos regulatorios tan atractivos como el que podrían ofrecer un Sandbox

  6. Un hub financiero a nivel europeo y latinoamericano. En este sentido, la AEFI ha liderado la creación de la Alianza FinTech IberoAmérica, siendo esta la mayor iniciativa global que agrupa a Asociaciones de su misma naturaleza.

En conclusión, el Sandbox permitiría que algunas de las empresas FinTech e InsurTech disfruten del periodo de pruebas para que puedan ir alcanzando los requisitos de obtención de una licencia ordinaria – tales como exigencias de capital, solvencia, gobierno corporativo y burocráticos – gradual y progresivamente.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información