500 millones de cuentas móviles bancarias en 92 países

En diciembre el año 2016 la industria ha procesado 1,3 millones de transacciones con un promedio de alrededor de 30.000 transacciones por minuto

Pescatero haciendo uso del móvil para la venta / GSMA

Pescatero haciendo uso del móvil para la venta / GSMA

En su sexto informe sobre el estado del dinero electrónico o "State of the Industry Report on Mobile Money", la consultora GSMA pone de relieve el impacto del dinero móvil en la vida, la economía y la innovación en los últimos 10 años. Desde el lanzamiento del primer programa en 2003 M-Pesa en Kenia, que demostró por primera vez el potencial de la tecnología móvil para transformar el acceso a los servicios financieros, a la actualidad en la que ya hay más de quinientos millones de cuentas de dinero móvil registradas en 92 países. La evolución ha sido la que nos muestran en el siguiente gráfico:

Evolución uso dinero electrónico

El dinero móvil es un motor clave del crecimiento económico en los mercados emergentes, en particular a través de los pagos, que consiguen aumentar la transparencia e incrementar el PIB. En diciembre del año 2016 la industria ha procesado 1,3 millones de transacciones con un promedio de alrededor de 30.000 transacciones por minuto. La investigación muestra, además, lo siguiente:

  • Desde finales de 2016, existen más de quinientos millones de cuentas registradas a nivel mundial

  • Casi 174 millones de cuentas activas (sobre una base de 90 días);

  • Hay 35 servicios de dinero móvil con más de 1 millón de cuentas activas;

  • Más de 4,3 millones de puntos de venta de agentes de dinero móvil, con 30 países que ahora tienen 10 veces más agentes activos de dinero móvil que las sucursales bancarias; 

  • El coste promedio de enviar remesas internacionales usando dinero móvil es menos de la mitad del coste de hacerlo a través de un operador global de transferencia de dinero.

Con 277 servicios disponibles en 92 países, el dinero móvil ya está disponible en el 66 por ciento de los mercados con ingresos bajos y medianos. El informe habla así de una década estelar de logros que incluyen: La extensión de los servicios financieros asequibles y sostenibles comercialmente a cientos de millones de personas desatendidas; El uso de dinero móvil en una gama cada vez mayor de aplicaciones, tales como las cuotas escolares, pay-as-you-go de los sistemas solares, y las remesas internacionales; El impacto macroeconómico positivo del dinero móvil, como lo reflejan el aumento de la productividad y la creación de empleo, así como una mayor transparencia para reducir las fugas; y, más allá de sus contribuciones significativas a las metas del acceso universal a los servicios financieros, incluyendo la iniciativa del Banco Mundial para permitir que se alcancen el billón de transacciones para el año 2020, el dinero móvil demuestra que es un factor clave para la potenciación de un desarrollo económico más amplio.

El informe apunta que, a medida que la industria busca nuevas oportunidades de crecimiento, la aparición de las interfaces de programación de aplicaciones armonizadas (API) podría dar paso a una ola de innovación y ampliar aún más el alcance de los servicios de dinero móvil. 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información