PayPro, el primer banco descentralizado

Gabriel y Pablo de Paypro aseguran que la banca descentralizada puede otorgar, gracias al blockchain, mayor estructura, mayor oferta, servicios más eficientes y más baratos

Gabriel Llambíes (izda) y Pablo Ruiz, cofundadores de PayPro

Conocemos a PayPro desde que, hace aproximadamente un año, lanzaron al mercado una plataforma de cambio de divisa dirigida a las pequeñas empresas (ThePayPro). Después de posibilitar el pago en 25 divisas, evitar las comisiones ocultas que aplicaban los bancos en el tipo de cambio y de transaccionar 500.000 euros al mes, decidieron pivotar su modelo de negocio obligados por un lado por la presión a la baja en precios de sus competidores y, por otro, al investigar y observar las posibilidades que se encuentran en la tecnología blockchain.

Decidimos entrevistarles porque su decidida apuesta por descentralizar la banca (PayPro App) supone una auténtica disrupción para los usos y costumbres de nuestro país. 

Nota: Las preguntas y respuestas están resumidas y adaptadas. 

Qué es PayPro y qué es un banco descentralizado

Ecoonomia: ¿Cómo empezasteis y qué provocó el cambio?

PayPro: Todo empezó en agosto de 2014 hablando sobre qué podíamos hacer. Nos reunimos y empezamos con la idea de crear una plataforma totalmente online para hacer pagos o cambiar dinero entre personas sin coste alguno y, así, en 2015 nació ThePayPro.

ThePayPro es, bueno, era, una plataforma online para hacer pagos en 25 divisas evitando las comisiones ocultas que aplicaban los bancos en el tipo de cambio. Estuvimos un año en el mercado, transaccionamos 500.000 euros al mes, cifra bastante digna para los inicios de cualquier fintech del momento; pero pronto nos dimos cuenta que o evolucionábamos o íbamos a morir. Players muy identificables tenían el poder, estaban haciendo una guerra de precios y empresas como la nuestra. O hacíamos lo mismo o no ofrecíamos valor. Entonces empezamos a mirar las tendencias en fintech en los próximos años y vimos que pasaba por blockchain y Smart contracts. Y de aquí nace PayProApp: el primer banco descentralizado, o criptobanco, para hacer frente a un nuevo ecosistema en donde los Smart Contracts (contratos inteligentes) son el pilar. PayPro, por lo tanto, será el primer banco descentralizado en ofrecer un market place de Smart Contracts y un wallet para poder almacenar todos esos tokens. Por lo tanto, a través de PayPro podrás comprar o contratar un préstamo, el seguro o hacer una inversión y además almacenar y gestionar todos tus tokens a través del mismo wallet.

Nosotros nos estamos especializando en el sector financiero como criptobanco. Queremos que todas las aplicaciones descentralizadas que están empezando a nacer en el sector financiero las podamos ofrecer a través de un marketplace donde unamos esas aplicaciones con los usuarios. Lo que queremos es que los usuarios puedan encontrar en PayPro los servicios bancarios tradicionales en concepto pero a través de aplicaciones descentralizadas. Eso les puede otorgar mayor estructura, mayor oferta, servicios más eficientes y más baratos.

Ecoonomia: ¿Por qué son más baratos?

PayPro: Muchas veces si estás centralizado a lo mejor tienes un acuerdo con la tercera parte mediante el que recibes una compensación y por eso lo pones en el Marketplace. De esta manera, no somos nosotros quienes vayamos a poner la aseguradora, sino que es el mercado el que la escoje. Es lo que el blockchain llama quitar el man in the middle (el middleman). Al final como los estás quitando, los precios que vas a ofrecer son mucho más competitivos. 

Cómo es la experiencia del usuario

Ecoonomia: ¿Cómo funciona para el cliente?

PayPro: El asunto está en que aquí todo funciona a través de la criptomoneda; la divisa oficial no funciona. Entonces el usuario cuando entra en PayPro lo hace con una criptomoneda que puede ser desde bitcoin hasta Ether o cualquier otra. Aquí está el punto. Hablamos de una industria que está totalmente paralelizada a la bancaria tradicional. No tiene nada que ver.

Ecoonomia: Entonces la persona que quiera entrar en PayProApp, el banco descentralizado, tiene primero que hacer la conversión a bitcoins o a la criptomoneda que prefiera, ¿o lo puede hacer dentro del sistema?

PayPro: Tu tienes tus euros en tu banco. Entonces dices: todo lo que están haciendo en este Marketplace me interesa o, por ejemplo, quiero invertir en Bitcoin o ya he invertido en esa criptomoneda y quiero reinvertir ese dinero en campañas de crowdfunding por ejemplo. Lo primero que debes hacer es cambiar los euros a bitcoins si es que no los tienes y una vez los tienes los pasas al Marketplace que tiene su propio wallet que te permite también enviar dinero a cualquier persona o gastártelos a través de una cámara QR en cualquier comercio que disponga de medios de lectura de estos códigos. Una vez dentro del Marketplace buscas dónde quieres invertir, por ejemplo, en una campaña de crowdfunding, la seleccionas e inviertes. Esto es, ejecutas un Smart Contract que, a cambio, te da un token. Ese token representa tu acción en esa empresa que has invertido. Y ese token se guarda en el mismo wallet en el que tenías tus critpomonedas.

PayPro frente a la banca tradicional y a los llamados neobancos

Ecoonomia: Las entidades financieras ¿están preparadas para los Smart Contracts?

PayPro: Los Smart Contracts son unas pieza de código que funcionan, como siempre digo, como una vending machine (máquina expendedora): introduces una moneda y te devuelve una lata. Un Smart contract funciona igual. Está programado para que cuando introduzcas una moneda, te devuelva un token. Ese token puede representar cualquier tipo de valor desde una televisión, una mesa, una silla, hasta un edificio, un seguro o un préstamo. O incluso tu identidad oficial registrada en el Ministerio del Interior de cualquier país. 

Cómo están las entidades financieras preparadas frente a esto. Bueno, no lo están. Apenas están integrando blockchain y apenas han comenzado a ver las posibilidades que ofrece para sistemas de pago. De forma que aún les queda mucho recorrido para entender las posibilidades que ofrece el sistema de bloques no sólo para los pagos, sino para cualquier industria. El número de posibles aplicaciones es infinito.

Ecoonomia: ¿Diferencias con los neobancos?

PayPro: Los neobancos utilizan sistemas centralizados. Esto significa que cualquier servicio de terceros que quieran integrar lo tienen que hacer mediante las API y eso va a limitar siempre su oferta porque hay una capacidad de trabajo detrás que no es ilimitada. Es limitada y debe asignarse de forma eficiente. Eso hace que si nosotros fuésemos, por ejemplo, un neobanco, una organización centralizada y quisiéramos integrar, por ejemplo, empresas de seguros, deberíamos primero buscar aquellas que tuviesen apis y nuestros desarrolladores integrarlas. Pero el equipo es limitado así que tienes que integrar aquellas apis de aquellas empresas de seguros que sean las mejores porque no puedes integrar a todos. Debes llevar a cabo un proceso de filtraje. 

PayPro, al no necesitar integrar API y poder ejecutar todo a través de los Smart Contracts, cuya integración es mucho más sencilla, podemos hacer un sistema en el que les digamos a las aseguradoras que abrimos un Marketplace de seguros y que se integren. ¿Problema de hacer esto? Que puede entrar cualquiera y puede haber mucho engaño. ¿Cómo lo previenes? Filtraje descentralizado. En lugar de ser yo como organización central el que decide quién entra y quién no, quién es bueno y quién no, lo que hacemos es que sea la misma comunidad la que lo haga. Haces un sistema de rating basado en las opiniones de la comunidad.

Ecoonomia: ¿Y en cuanto a la regulación y las garantías? Hoy en día tenemos el Fondo de Garantía de Depósitos, tenemos al Banco de España detrás, el BCE,.., hay una serie de organismos que te permiten estar más o menos “tranquilo” al respecto de la entidad financiera en la que tienes depositado tu dinero. ¿En vuestro caso?

PayPro: Aquí no hay licencias ni existe regulación. La seguridad es el mismo blockchain. La seguridad es, por lo tanto, técnica. Una de las principales características del blockchain es que no es posible mentirle. Si el sistema reconoce que tú tienes en tu poder 10 ether, esos 10 ether son tuyos. Otra cosa es que pierdas tus claves, que las publiques o que alguien entre en tu wallet. Entonces aquí PayPro como organización que desarrolla sobre protocolo blockchain lo que tiene que hacer es garantizar la seguridad pero es técnica

Ecoonomia: Amazon, Google, Apple,…, supongo que también van a entrar en esto. Al final, es un movimiento sencillo para ellos. ¿Pueden ser competencia?

PayPro: Al final, el tema siempre está en lo siguiente: blockchain se puede integrar en cualquier lugar. La Salle (en donde tienen ubicadas las oficinas) lo puede utilizar, por ejemplo, para el sistema de acreditación que utilizan cuando entras o sales del edificio. Google lo hará. Amazon lo hará. El asunto está en que nosotros nos vamos a especializar en el sector financiero. Nuestra competencia puede ser Amazon, pero nosotros estamos jugando una estrategia de first in, es decir, queremos llegar los primeros para ya posicionarnos frente a futuras entradas.

Lo que estamos construyendo, Amazon no lo puede comprar. Es la gracia. Nosotros no estamos, como te decía al principio, desarrollando una herramienta que sea comprable o vendible porque, al final, lo que estamos haciendo a través de la ICO es una aplicación que es para la comunidad. Está en blockchain, es de código abierto. Entonces, esto nosotros lo hacemos, tenemos cierta rentabilidad gracias a los tokens y nos podemos financiar gracias a los mismos pero, la aplicación en sí, el Marketplace, es libre. Amazon podría llegar y decir, me gusta este Marketplace y lo voy a usar y PayPro no podría hacer nada al respecto.

La ICO de PayPro y la rentabilidad del proyecto

Ecoonomia: Las ICO han sido prohibidas en China y en otros países están siendo sometidas a revisión. ¿Cómo os puede afectar?

PayPro:  En Corea del Sur también están prohibidas y los reguladores de EEUU (SEC), Estonia y Singapur ya se han posicionado en contra. ¿Qué es lo que pasa? Cuando tu haces una ICO puedes emitir dos tipos de token: security y utility. El primero es cuando este representa una unidad de participación sobre la propia empresa. La segunda es cuando ese token se va a poder utilizar para gestionar las transacciones de una aplicación. Este concepto no es muy técnico pero sí representa de algún modo, directo o indirecto, el producto o servicio que se va a estar ofreciendo.

Para esto la SEC, como se ha pronunciado, es que cualquier token que representa una security entra dentro de su jurisdicción pues es hacer una oferta pública al mercado de comprar acciones y eso está regulado. Si tú lo que haces es ofrecer la posibilidad de comprar a futuro los productos o servicios que voy a comprar, eso no está regulado. Entonces la SEC, precisamente como había mucha duda para discernir qué es security y qué es utility, elaboró un test que se llama el Test de Howey que permite a una empresa autoevaluarse en este sentido para saber más o menos si ya cae sobre security o utility. No es vinculante, pero te da cierta seguridad. Nosotros en el test dimos 20/100, franja baja, que nos ubica en utility.

Ecoonomia: ¿Cuál es el objetivo de vuestra ICO?

PayPro: La ICO es de 20.000 Ethers que equivale a unos 5 millones de euros. A partir de un millón, no obstante, ya la podemos cerrar. Empezaría el 15 de noviembre con una pre-sale que dura hasta el 22 N en que empieza la principal que acaba el 22 de diciembre. Nos guardamos una pequeña parte para nosotros que servirá para financiar a la empresa. Uan vez cubierta la ICO, desarrollaremos la aplicación que en febrero se integraría en etherum y en julio, si todo va bien, podríamos lanzar la primera alpha del Marketplace.

Ecoonomia: ¿Cómo monitorizáis la empresa? ¿Qué métricas utilizáis?

PayPro: El precio del token. Cuando lo compras, estás comprando un activo que es mucho más líquido y que, en la medida en que te lo acepten en una casa de trading, lo vas a poder vender cuando quieras. Entonces la única unidad de medida que necesitas es cuánto vale mi token. Ese precio representa la performance de la empresa. Si no te parece bien, lo puedes vender en cualquier momento. Si quieres más, compras más. El sistema de ppe va a cambiar muchísimo en ese sector. Nuestro token, por ejemplo, o nuestra criptodivisa tiene la siguiente equivalencia: 1 peep son 1 Ether.  En dólares son 0,6 dólares pues cada Ether equivale, aproximadamente, a 300 dólares. 

 

PayPro pone a disposición de quien esté interesado su White Paper en el que se describe el proyecto y en el que está trazado el roadmap del mismo que, en breve, también estará publicado en Trello para un mejor seguimiento. Sin duda, la transparencia también es una de las características de la banca descentralizada. Bienvenidos al futuro del sector financiero. 

Gabriel y Pablo, os deseamos mucha suerte y os agradecemos vuestra amabilidad y disponibilidad.