La Unión Bancaria y los préstamos dudosos

La reducción de los préstamos dudosos es importante para el correcto funcionamiento de la Unión Bancaria y de la Unión de Mercados de Capitales

Una pareja consulta condiciones préstamo en un banco / BBVA

Una pareja consulta condiciones préstamo en un banco / BBVA

Como los préstamos dudosos son uno de los principales riesgos heredados restantes en el sistema bancario europeo, la Comisión propuso en octubre de 2017 que las medidas dirigidas a su reducción tuvieran una mayor importancia en el marco del proceso destinado a culminar la Unión Bancaria mediante el reparto y la reducción de riesgos en paralelo, propuesta que ha sido acogida favorablemente en los debates con el Parlamento Europeo y el Consejo en los últimos meses.

Mientras que la ratio media de préstamos dudosos ha disminuido un tercio desde 2014, y presenta una tendencia descendente constante, la persistencia de grandes cantidades de esos préstamos puede lastrar el crecimiento económico de los países afectados, ya que reducen la rentabilidad de los bancos y su capacidad de conceder préstamos a los hogares y las empresas. La responsabilidad principal de hacer frente a la elevada ratio de préstamos dudosos recae en los bancos afectados y en los Estados miembros. Sin embargo, en una Unión Monetaria en la que las economías de los países miembros están interrelacionadas y se pueden producir efectos de contagio, existe también un claro interés para la UE en la reducción de las ratios actuales de préstamos dudosos. La Comisión ha planteado esta cuestión a los países afectados en el marco de la coordinación de la política económica de la UE, es decir, el Semestre Europeo.

El Consejo adoptó en julio de 2017 un «Plan de acción para hacer frente a los préstamos dudosos en Europa». Este Plan de acción insta a las diferentes instituciones, incluida la Comisión, a que tomen las medidas adecuadas para seguir haciendo frente a los retos que representan las altas ratios de préstamos dudosos en Europa. El Consejo convino en hacer un balance de la evolución de los préstamos dudosos en la Unión sobre la base de un informe de la Comisión. Por lo tanto, la Comisión anunció, en su Comunicación sobre la culminación de la Unión Bancaria, de 11 de octubre de 2017, que trabajaría en pro de un paquete global para hacer frente a los préstamos dudosos en Europa. Además, el paquete de medidas de la UEM de 6 de diciembre de 2017 presenta una hoja de ruta y propuestas concretas para profundizar en la Unión Económica y Monetaria europea.

Situación de la reducción de los préstamos dudosos

En su primer informe de situación desde que los ministros de Finanzas acordaron un plan de acción para la reducción de los préstamos dudosos, la Comisión destaca la continua mejora de las ratios de préstamos no dudosos y las próximas medidas encaminadas a una disminución aún mayor de las cantidades de esos préstamos.

La reducción de los préstamos dudosos es importante para el correcto funcionamiento de la Unión Bancaria y de la Unión de Mercados de Capitales, así como para un sistema financiero estable e integrado en la UE. Reducir las grandes cantidades de préstamos dudosos y prevenir su posible acumulación futura son factores esenciales para fortalecer y cimentar el crecimiento económico en Europa. Los hogares y las empresas dependen de un sector financiero saneado y resistente a las crisis financieras para obtener financiación. Si bien las entidades bancarias específicas y los Estados miembros llevan las riendas a la hora de hacer frente a sus cantidades de préstamos dudosos, existe una clara dimensión de la UE habida cuenta de los posibles efectos de contagio para la economía de la UE en su conjunto.

El primer informe presentado, que adopta la forma de una Comunicación y un documento de trabajo de los servicios de la Comisión adjunto, destaca la situación más reciente en materia de préstamos dudosos tanto en el conjunto de la UE como en cada uno de los Estados miembros. En él se indica que la evolución positiva que suponen las ratios decrecientes de préstamos dudosos y las ratios crecientes de cobertura se ha consolidado y mantenido en el segundo semestre de 2017.

Las ratios de préstamos dudosos han disminuido en casi todos los Estados miembros, aunque la situación varía considerablemente entre ellos. La ratio global de préstamos dudosos en la UE disminuyó al 4,6 % (segundo trimestre de 2017), lo que supone un descenso de aproximadamente un punto porcentual interanual y de un tercio desde el cuarto trimestre de 2014.

Los datos demuestran que la reducción del riesgo se consolida en el sistema bancario europeo y apoyará los avances hacia la culminación de la Unión Bancaria, que debe producirse mediante una reducción y un reparto de riesgos en paralelo. El informe también indica que la UE va por buen camino en lo que respecta a la aplicación del Plan de acción del Consejo.

Próximos pasos

Esta primavera, la Comisión propondrá un paquete completo de medidas para reducir la proporción de préstamos dudosos existentes y prevenir su acumulación en el futuro. El paquete se centrará en cuatro ámbitos: i) medidas de supervisión, ii) reforma de los marcos de reestructuración, insolvencia y recuperación de deudas, iii) desarrollo de mercados secundarios para activos devaluados, y iv) fomento de la reestructuración del sistema bancario. La actuación en estos ámbitos será a nivel nacional y de la Unión, cuando proceda.

La Comisión también pide a los Estados miembros y al Parlamento Europeo que alcancen rápidamente un acuerdo sobre la propuesta de la Comisión relativa a la insolvencia empresarial. Esta medida, propuesta en noviembre de 2016, ayudaría a las empresas en dificultades financieras a reestructurarse en una fase temprana a fin de prevenir la quiebra, lo que se traduciría en procedimientos de insolvencia más eficientes en la UE.