El miedo a implantar inteligencia artificial en las empresas

Más de tres cuartas partes de los ejecutivos esperan que la inteligencia artificial cree ventaja competitiva o nuevas líneas de negocio para sus empresas

inteligencia artificial

Más de tres cuartas partes de los ejecutivos esperan que la inteligencia artificial (IA) cree ventaja competitiva o nuevas líneas de negocio para sus empresas, pero sólo una de cada cinco empresas ha incorporado inteligencia artificial en algunas ofertas o procesos hoy en día y sólo una de cada 20 ha integrado ampliamente IA en sus ofertas o procesos actuales. Menos del 40% de todas las empresas tienen una estrategia de IA en su lugar, y mientras que las empresas más grandes -las que tienen 100.000 empleados o más- son las que tienen más probabilidades de tener una estrategia de IA, sólo la mitad tiene una.

Los abismos entre la realidad actual y las expectativas para los próximos cinco años se revelaron en una encuesta global de más de 3.000 ejecutivos de negocios, gerentes y analistas en 112 países y 21 industrias, cuyos resultados se publican hoy en un nuevo informe de investigación, “Reorganizando el negocio con la inteligencia artificial: cerrando la brecha entre la ambición y la acción”, por MIT Sloan Management Review (MIT SMR) y The Boston Consulting Group (BCG).

La encuesta también encontró que a pesar de la especulación ampliamente difundida sobre la pérdida de empleo por IA, menos de la mitad de los encuestados (47%) esperan que la fuerza de trabajo de sus empresas se reduzca en los próximos cinco años y casi el 80% espera que las habilidades de los empleados actuales se vean incrementadas. Sólo el 31% de los encuestados temen que la IA eliminará algunas de las tareas actuales en sus propios trabajos.

"La distancia entre la ambición y la ejecución es grande en la mayoría de las empresas", dijo Philipp Gerbert, un socio senior de BCG y coautor del informe. "También encontramos grandes lagunas entre los líderes de hoy - las empresas que ya entienden y han adoptado IA - y los rezagados. Los líderes no sólo tienen una apreciación mucho más profunda de lo que se requiere para producir la IA que los rezagados, también son más propensos a tener un alto nivel de liderazgo y un caso desarrollado para las iniciativas de IA”.

Entre las principales conclusiones del estudio se encuentran las siguientes:

  • Tres cuartas partes de los encuestados creen que la IA permitirá a sus compañías moverse a nuevos negocios. Casi el 85% cree que la IA permitirá a sus empresas obtener o mantener una ventaja competitiva.
  • Sólo alrededor del 15% de los encuestados cree que la IA está teniendo un gran impacto en las ofertas y procesos de su organización, pero cerca del 60% espera que estos efectos ocurran en sólo cinco años. La mayoría de las organizaciones prevén efectos considerables sobre la tecnología de la información, las operaciones y la fabricación, la gestión de la cadena de suministro y las actividades orientadas al cliente.
  • Más del 80% ve la IA como una oportunidad estratégica, mientras que casi el 40% ve a la IA como un riesgo estratégico. Un grupo mucho más pequeño (13%) no ve la IA como una oportunidad o riesgo.

 

En conjunto, las respuestas de la encuesta sobre la comprensión y la adopción de la IA sugieren que las organizaciones se dividen en cuatro grupos de madurez distintos:

  • Pioneros (19%): Organizaciones que entienden y han adoptado la IA. Estas organizaciones están a la vanguardia de la incorporación de IA en las ofertas de su organización y sus procesos internos.
  • Investigadores (32%): Organizaciones que entienden la IA pero que no la están desplegando más allá de la etapa piloto.
  • Probadores (13%): Organizaciones que están pilotando o adoptando la IA sin una comprensión profunda.
  • Pasivos (36%): Organizaciones sin adopción y poca comprensión de la IA.

 

"Las empresas de cada grupo enfrentan sus propios retos en la adopción de la IA", dijo David Kiron, editor ejecutivo de MIT Sloan Management Review, y coautor del informe. "Los pioneros han superado los problemas relacionados con la comprensión; sus mayores obstáculos están en la lucha con los aspectos prácticos de desarrollar o adquirir el talento requerido y abordar prioridades competitivas para la inversión. Los pasivos, por el contrario, todavía tienen que enfrentarse a lo que la IA puede hacer por ellos. No han identificado casos de negocios sólidos. El liderazgo puede no estar a bordo. Muchos aún no son conscientes de las dificultades en la búsqueda y despliegue de talento con experiencia en IA”.

 

La encuesta mostró diferencias significativas en el entendimiento general de las organizaciones sobre la IA. Por ejemplo, el 16% de los encuestados estuvo de acuerdo en que su organización entendía los costos de desarrollar productos y servicios basados en la IA. Pero casi el mismo porcentaje (17%) estaba muy en desacuerdo con que su organización entendía estos costos. Del mismo modo, mientras que el 19% de los encuestados estuvo firmemente de acuerdo en que su organización entendía los datos necesarios para entrenar los algoritmos de IA, el 16% estaba en desacuerdo de que su organización tenía esa comprensión.

 

Puedes descargar el informe completo pinchando aquí.