La primera ópera con robots

"El somni de Gulliver" tiene como protagonistas a 45 marionetas y a robots grandes y pequeños

El Somni de Gulliver / TNC

El Somni de Gulliver / TNC

Desde el 9 y hasta el 26 de febrero puede verse en el Teatre Nacional de Catalunya la ópera "El somni de Gulliver". La peculiaridad de esta versión es que los protagonistas de la obra son robots. La idea, la dirección y el libreto corren a cargo de Roland Olbeter, escenógrafo e ingeniero alemán especializado en el arte robótico y colaborador habitual de los espectáculos de la Fura dels Baus.

La obra funciona sin la intervención de ninguna persona, los 60 motores y los 250 pistones neumáticos que dan vida a 45 marionetas y a robots, grandes y pequeños que se controlan desde un ordenador. Los nanobots hacen las veces de los liluputs del libro original en el que Gulliver inicia un viaje en su nave espacial por todo el sistema solar. En la obra aparecen temas como la sumisión al poder, la inmortalidad y la búsqueda del placer sin límites.

La experiencia teatral la protagonizan marionetas robotizadas que, acompañadas de vídeo y música, cuentan el viaje de Gulliver hacia los confines del universo. La parte cantada ha sido grabada en tres idiomas: catalán, castellano y alemán. Le han puesto sus voces el barítono Joan Martín Royo, la mezzo Clàudia Schneider, el tenor Antoni Comas, el bajo barítono Carlos Fesser, los contratenores Toni Gubau y Oriol Rosés, y los bajos Antonio Fajardo y Néstor Pintado, así como las voces del coro infantil de Anna Barreiro, Lucía Verger y Nerea Urriza.