Western Union reconoce haber blanqueado dinero y cometido fraude

Ha alcanzado un acuerdo con el Departamento de Justicia por el que deberá pagar 586 millones de dólares

Oficina urbana a pie de calle de Western Union

Oficina urbana a pie de calle de Western Union

La Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos acaba de publicar que Western Union ha reconocido haber incurrido en actitudes delictivas al haber dejado de mantener de forma intencionada un programa contra el lavado de dinero, así como haber sido cómplice en la comisión de fraude. Según el acuerdo al que ha llegado con el Departamento de Justicia, deberá pagar 586 millones de dólares.

Edith Ramírez, presidenta de la FTC, ha afirmado que gracias a estos acuerdos, "Western Union cambiará la forma en que desarrolla su negocio y ofrecerá más de mil quinientos millones de dólares para reembolsos a los consumidores que fueron perjudicados por el comportamiento ilegal de la compañía". Desde el año 2001 la FTC ha acusado y condenado a 26 agentes de la Western Union, tanto en los Estados Unidos como en Canadá, que participaron en una trama de estafa internacional para timar a decenas de miles de residentes de Estados Unidos. 

Entre otras actuaciones, habrían permitido el envío desde los Estados Unidos de más 310 millones de dólares a China durante un periodo de cinco años, la mitad de los cuales se hizo de forma ilegal y utilizando identidades falsas. Como parte del esquema, los defraudadores se hicieron pasar por miembros de las víctimas a las que les dijeron que enviaran dinero para ayudar a un pariente o reclamar un premio. Varios agentes de Western Union fueron cómplices en estas actuaciones. Western Union comenzó a recibir quejas de sus clientes acerca de pagos realizados bajo coacciones en 2004. En esa fecha, el Departamento de Seguridad Corporativa de la entidad propuso directrices mundiales para la disciplina y la suspensión de sus agentes implicados. Entre estas directrices se encontraba la suspensión de cualquier agente que hubiera realizado 15 de esos pagos en un plazo no superior a los 120 días. Si las hubiesen aplicado hubiesen actuado contra más de 2.000 agentes suyos en todo el mundo entre 2004 y 2012 y evitado múltiples estafas.

Western Union se compromete a observar las futuras actuaciones, bloquear las transferencias de dinero que pudieran parecer blanqueo de capitales, proporcionar a sus clientes información para evitar el fraude, aumentar el número de páginas en internet y de números de teléfono que permitan denunciar conductas fraudulentas, y devolver las transferencias de dinero  correspondientes. Pueden consultar la versión de la compañía en este enlace.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información