Subempleo, exclusión y amenazas: el mundo en 2017

El Foro Económico Mundial señala las principales amenazas para los avances globales en los próximos 10 años

Pobre estirado en la calle / EFE

Pobre estirado en la calle / EFE

La desigualdad económica, la polarización social y los crecientes peligros medioambientales son las tres tendencias principales que determinarán los avances globales en los próximos 10 años, según el Informe de Riesgos Globales 2017 del Foro Económico Mundial, y señalan que se necesitará acción colaborativa por parte de los dirigentes mundiales para evitar mayores dificultades y volatilidad en la próxima década.

En la encuesta anual que tiene como base dicho informe, casi 750 expertos evaluaron 30 riesgos globales, así como 13 tendencias subyacentes que podrían agravarlos o alterar las interconexiones entre ellos. Con una creciente desafección política y disrupción en todo el mundo como telón de fondo. La encuesta pone de manifiesto tres conclusiones claves: los riesgos más interconectados según la encuesta de este año son el alto desempleo estructural o subempleo y una profunda inestabilidad social; el cambio climático, con los fenómenos meteorológicos extremos, ha sido la tendencia señalada como como principal riesgo global; y, finalmente, la sociedad no sigue el ritmo del cambio tecnológico. De las 12 tecnologías emergentes analizadas en el informe, los expertos han detectado que la inteligencia artificial y la robótica tienen el mayor potencial para ofrecer beneficios, pero también para provocar efectos negativos, por lo que se hace imprescindible una mejor regulación al respecto.

Pese a que 2016 será recordado por unos resultados políticos drásticos que acabaron con las expectativas de consenso, el Foro reconoce que el mundo consiguió importantes avances en el área del cambio climático en 2016 tras la ratificación del Acuerdo de París por parte de una serie de países como EE. UU. y China. En este sentido, advierte de que el cambio político en Europa y Norteamérica pone en riesgo estos avances. También pone de manifiesto las dificultades a las que se enfrentarán los dirigentes a la hora de acordar medidas a nivel internacional para hacer frente a los riesgos económicos y sociales más acuciantes.

Durante la última década, el Informe de Riesgos Globales ha advertido de un conjunto persistente de riesgos sociales y económicos que podrían traducirse en disrupción en el mundo real.
 

 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información