Nuevo aviso a la banca... y esperamos también a Guindos

El Tribunal General de la Unión Europea resuelve que los únicos responsables por la comercialización de deuda griega son los bancos que la vendieron

Tribunal de Justicia de la Unión Europea / EFE

Tribunal de Justicia de la Unión Europea / EFE

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea acaba de dictar su Sentencia sobre el asunto T-749/15. ¿A qué se refiere? Una sociedad y un banco, ambos franceses, interpusieron una demanda contra el Banco Central Europeo a propósito de los títulos de deuda griegos que ellos tenían contratados y que, seguramente, colocaron entre sus clientes. 

Exigían que el BCE les reparara los 11 millones de euros de pérdida que sufrieron cuando el BCE decidió en marzo de 2012 cambiar la "deuda mala griega" por nuevos títulos con los mismos valores nominales, tipos de interés y fechas de pago de los intereses y de reembolso que los iniciales, pero con números de serie y fechas diferentes. Lo cual, según los demandantes, viola la confianza legítima de los poseedores privados, el principio de seguridad jurídica y el principio de igualdad de trato de los acreedores privados. Como bien recuerdan en la sentencia, por aquel entonces las autoridades griegas y el sector privado alcanzaron un acuerdo para llevar a cabo un canje voluntario con un recorte del 53,5% de los títulos en posesión de los acreedores privados.

Según el Tribunal, el BCE se "limitó a restablecer la calidad de seguridad de esos títulos a fin de mantener provisionalmente la estabilidad y el buen funcionamiento del Eurosistema en respuesta a circunstancias excepcionales del mercado financiero, así como a la perturbación de la evaluación normal de los títulos de deuda griegos". Es decir, que las subprime son veneno pero si están dentro del marco de la política monetaria, entonces es contribuir al bien mayor. Afirma correctamente el Tribunal que los bancos comerciales son responsables de lo que venden, máxime cuando "adquirieron y poseyeron títulos de deuda griega con un fin lucrativo (a saber, obtener el máximo rendimiento de sus inversiones)". Por lo tanto, ellos son los únicos responsables de su mala elección. Esperemos que sea un buen aviso a navegantes, incluido Luis de Guindos, nuestro ministro de economía, quien en 2013 afirmó, a propósito de las preferentes, que "Esto lo van a pagar los bancos" para luego descubrir que el FROB se hizo cargo de las de Caixa Catalunya y Novagalicia.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información