Ley de Segunda Oportunidad: mejoras que reclaman los autónomos

La unión de autónomos propone ampliar el aplazamiento de cinco años a diez en las deudas con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria

José Enrique Fernández de Moya, secretario de Estado de Hacienda / EFE

José Enrique Fernández de Moya, secretario de Estado de Hacienda / EFE

En 2015 fue aprobada la Ley de Segunda Oportunidad. La normativa incorporaba por primera vez medidas para los trabajadores por cuenta propia. Sin embargo, desde la unión de autónomos UATAE han denunciado que esta no incorporaba “segundas oportunidades” para los deudores con la Seguridad Social o la Agencia Tributaria.

Por ello esta organización ha propuesto ampliar el aplazamiento de cinco años a diez en las deudas con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Además, reclama que el interés de esos pasivos sea del 0% con el fin de evitar la muerte civil de aquellos autónomos que fracasen en sus iniciativas.

Invitación a aprender y volver a empezar

Entre las propuestas ha incluido la declaración de inembargabilidad de la vivienda habitual, condición hasta ahora no asignada a las deudas con la administración pública. De igual modo, UATAE se ha fijado en Francia para proponer también la posibilidad de determinar la exención de la deuda si se establece la imposibilidad de pago, tanto para deudas privadas como públicas, cuando sea de buena fe. 

Esta iniciativa fue aprobada la pasada semana por el órgano rector de la unión de autónomos UATAE. En el mismo están representados colectivos sectoriales de autónomos. También se aprobaron las líneas de actuación prioritarias para la reforma del RETA que está ya en marcha en subcomisión parlamentaria. Entre ellas se encuentra la vinculación de las cotizaciones con los ingresos reales, establecer prestaciones por desempleo y jubilación dignas, abrir vías de financiación y atajar la morosidad.

Dudas sobre la deducibilidad de la vivienda

Por otro lado, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha pedido una reunión con el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, para abordar las deducciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) recogidas en la nueva Ley Urgente del Trabajo Autónomo.

En particular, la Ley de Autónomos indica que si el emprendedor usa su vivienda habitual para el desarrollo de la actividad podrá deducirse parte de los suministros, en función de los metros cuadrados de la vivienda y los destinados a la actividad, a lo que se aplica un 30%. En respuesta a este articulo, UPTA ha asegurado que “es imposible que pueda deducirse ese 30%”, ya que en el mejor de los casos la deducción no superaría los 10 euros mensuales en viviendas de 100 metros cuadrados con 30 metros destinados a la actividad.

Además, UPTA ha reclamado que para la manutención de los autónomos se revise la forma de acreditar el gasto, que tendrá que especificar fecha, presentar factura y la justificación del pago.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información