La UE dota a su plan anticrisis con 30.000 millones

El objetivo es crear un instrumento de solidaridad presupuestaria para evitar que una crisis coyuntural condene a los países a la insolvencia o al rescate

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker (dcha.) y el comisario europeo de Presupuesto y Recursos Humanos, Günther Öttinger presentan plan anticrisis / EFE

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker (dcha.) y el comisario europeo de Presupuesto y Recursos Humanos, Günther Öttinger presentan plan anticrisis / EFE

Valdis Dombrovskis, vicepresidente responsable del Euro y del Diálogo Social, así como de la Estabilidad Financiera, los Servicios Financieros y la Unión de los Mercados de Capitales, ha declarado que "Al fomentar las reformas a nivel nacional y estabilizar la inversión pública durante las recesiones, nuestras propuestas reforzarán la resiliencia de cada una de las economías y de la zona del euro en su conjunto".

De esta forma han justificado la aprobación del Reglamento para establecer un Fondo europeo de Estabilización de la Inversión que incluye una nueva partida presupuestaria que permitirá socorrer con préstamos, sin coste ni condiciones, a los países de la zona euro que sufran una brusca sacudida económica. Según han indicado en un comunicado, la propuesta de crear una Función Europea de Estabilización de las Inversiones tiene por objeto proteger la inversión pública en caso de que se produzcan grandes perturbaciones asimétricas y ayudar a la economía a recuperarse rápidamente.

Los actuales mecanismos de estabilización nacionales pueden no bastar para absorber determinadas perturbaciones macroeconómicas y a menudo existen riesgos de contagio a otros países, lo que tiene una incidencia especialmente nefasta en los niveles de inversión pública y en la economía real. El objetivo es crear un instrumento de solidaridad presupuestaria para evitar que una crisis coyuntural condene a los países a la insolvencia o al rescate.

Cómo actuará la Función en caso de crisis

En caso de que se produzcan grandes perturbaciones asimétricas, esta Función:

  • Proporcionará hasta 30.000 millones de euros en forma de préstamos cruzados garantizados por el presupuesto de la UE. Para reducir al mínimo el riesgo moral, los Estados miembros tendrán que cumplir estrictos criterios de admisibilidad basados en políticas financieras y macroeconómicas sólidas. Los préstamos proporcionarán un apoyo financiero adicional cuando las finanzas públicas se encuentren bajo presión, y deben orientarse a mantener las inversiones públicas que favorecen el crecimiento, lo cual, a su vez, contribuirá a que un mayor número de personas mantengan su empleo y permitirá a la economía recuperarse con mayor rapidez.

  • Incluirá un componente de subvención para cubrir los costes íntegros de los intereses. Se creará un nuevo Fondo de Apoyo a la Estabilización que recaudará contribuciones de los Estados miembros equivalentes a un porcentaje de sus ingresos monetarios derivados de los activos en su poder a cambio de los billetes de banco que proporcionen (lo que se conoce como «señoreaje»). Los ingresos de este fondo se asignarán al presupuesto de la UE para conceder bonificaciones de intereses a los Estados miembros que cumplan las condiciones de admisibilidad. Dicha bonificación de intereses es importante para lograr que el instrumento sea significativo desde el punto de vista financiero.

Según se estableció en diciembre de 2017, esta función de estabilización podrá complementarse a lo largo del tiempo con fuentes de financiación adicionales fuera del presupuesto de la UE, tales como una posible participación del Mecanismo Europeo de Estabilidad o del futuro Fondo Monetario Europeo, y un posible mecanismo de seguro voluntario que crearían los Estados miembros. El Fondo de Apoyo a la Estabilización también podrá servir de vehículo a tal efecto.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información