La educación, factor clave en los sueldos

Según el INE el salario bruto aumentó casi un 1% respecto al período anterior

Trabajadores construcción encima de un tejado

Trabajadores construcción encima de un tejado

El Instituto Nacional de Estadística acaba de publicar el informe Encuesta de Estructura Salarial de 2014 en el que analiza la evolución de los sueldos y salarios en ese ejercicio. 

La media se situó en los 22.858,17 euros por trabajador en el año 2.014, lo que representa un 0,7% superior al del año anterior. La discriminación negativa entre mujeres y hombres persistió pues ellas ganaron, según el indicador de la brecha salarial, un 14% menos. No obstante, parece que la tendencia, aunque con lentitud, se va revirtiendo pues con respecto al 2.013 los salarios de las mujeres tuvieron una mejora del 1,2% con respecto al 0,2% de los hombres situándose, respectivamente, en los 19.744,82 euros y en los  25.727,24 euros. 


Otro indicador a mejorar es el denominado proporción de trabajadores con ganancia baja, (más clara su acepción inglesa: low pay rate) que mide el número de asalariados con una ganancia inferior a las 2/3 partes de la media. En 2.014 se situó en el 12,9% siendo mujeres el 63,8% de éstos.

La actividad económica "Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado" presentó el salario anual más alto, con 51.034,67 euros. Por el contrario, "Hostelería" tuvo el más bajo, con 13.636,04 euros. La temporarlidad de este último parece incentivar el pluriempleo y que sus profesionales deban perseguir al sol para poder mantener unos ingresos estables.

El salario anual de los "Directores y gerentes" (52.512,99 euros) fue superior en un 129,7% al salario medio. El de los "Trabajadores no cualificados" en servicios (excepto transporte) fue de 12.199,99 euros, inferior en un 46,6% al salario medio.

La tipología en la duración del contrato tuvo su lógico impacto en las retribuciones medias obtenidas. Así, los trabajadores con contrato de duración determinada tuvieron un salario anual de 15.680,55 euros, inferior en un 31,4% al salario medio, mientras que para los contratados indefinidos el salario anual fue de 24.746,47 euros, superior en un 8,3% a dicho salario medio.

Con igual titulación la brecha salarial entre hombres y mujeres aumenta de manera incomprensible. 

La educación como factor clave 

En el nuevo pacto por la educación prometido en esta legislatura que está a punto de arrancar, debe entenderse que esta es básica para mejorar ratios como el empleo. Así, en 2014 las diferencias salariales entre distintas titulaciones oficiales son notables y el salario anual crece a medida que aumenta dicho nivel de estudios. Los trabajadores sin estudios, o que no han completado sus estudios de primaria, obtuvieron sueldos inferiores en un 37,1% al salario medio mientras que los Licenciados y Doctores universitarios percibieron salarios superiores a la media en un 55,3%. También la formación profesional de grado superior tuvo una remuneración superior a la del salario medio. 

Composición del salario

El tratamiento fiscal de la estructura social aprieta, y eso obliga a que las empresas potencien la retribución de sus empleados mediante los llamados complementos o pagos en especie. Estos son vales de comida, cheques guardería, tarjeta transporte o seguro médico que, en la mayoría de los casos, consiguen motivar y retener a sus trabajadores y atraer nuevos. A esto se le conoce como retribución flexible que tiene su límite en el 30% del salario bruto.

El beneficio de la retribución en especie es que está exenta fiscalmente y, por lo tanto, sólo el salario base es el que va a la base imponible y eso puede contribuir a rebajar la carga fiscal.

Así en 2.014, la estructura salarial fue la que sigue: 67,8% el salario base, los complementos salariales ocuparon el 30,2%. Las pagas extraordinarias y los pagos por horas extraordinarias tuvieron una importancia menor. Esta composición fue similar en hombres y mujeres, aunque el peso del salario base fue algo mayor en las mujeres. 

Es interesante observar el cuadro que nos ofrece el INE que compara la estructura salarial de 2.014 con la de 2.010.

Por Comunidades Autónomas

Y aquí está de nuevo la desigualdad. Es hora de que la clase política, que tanto dice trabajar en interés del ciudadano, sepa que el mejor trato fiscal es uno de los mejores termómetros que tenemos para que lo sintamos.

Como puede apreciarse en el siguiente gráfico, País Vasco (27.786,57 euros anuales por trabajador), Comunidad de Madrid (26.570,35) y Comunidad Foral de Navarra (24.700,78) fueron los territorios con los salarios medios más elevados.


 

 

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información