Finlandia pondrá fin este año a la renta básica

El proyecto consiste en dar a 2.000 desempleados finlandeses una cantidad fija mensual de 560 euros, sin condiciones

Finlandia experimentará con una renta básica durante dos años / EFE

Finlandia experimentará con una renta básica durante dos años / EFE

Dos años es lo que ha durado el experimento. El tiempo dirá si la decisión de quitar la renta básica (RBU) en Finlandia ha sido igual de precipitada que el de iniciar el experimento en enero de 2017 pero, de momento, el gobierno finés ha dicho que retirará la ayuda pues no ha tenido los resultados esperados.

En el país nórdico argumentaron, para impulsar el experimento, que los subsidios de desempleo existentes eran tan altos y el sistema tan rígido que una persona que estaba desempleada podría optar por no aceptar un empleo porque correría el riesgo de perder el dinero: cuanto mayores sean sus ganancias, menores serán sus beneficios sociales. 

Primer caso renta básica en Europa

El experimento, pionero en Europa, quería comprobar si dotar a ciudadanos desempleados de entre 25 y 58 años con una cantidad fija mensual, libre de impuestos, de 560 euros les ayudaba a encontrar trabajo más rápido y les aliviaba la ansiedad de estar en paro. Seleccionaron a 2.000 beneficiarios de entre las 175.000 personas de todo el país que percibían algún tipo de subsidio por desempleo. Los seleccionados continuaban recibiendo la renta básica aún si encontraban trabajo durante ese tiempo, aunque han visto reducidas otras prestaciones al haber aumentado sus ingresos.

Desde Kela (Seguridad Social de Finlandia) habrían solicitado al Gobierno más fondos para ampliar el experimento a un grupo aleatorio de 10.000 personas a partir de 2019, entre las que habría parados, asalariados y trabajadores por cuenta propia, con un coste estimado entre 40 y 70 millones de euros. El Gobierno no sólo no ha aceptado la propuesta, sino que, además, ha decidido que en diciembre de 2018 concluirá el programa. Los 2.000 beneficiarios continuarán recibiendo la ayuda hasta dicha fecha.

Una de las razones de la no prórroga podría estar en una nueva Ley aprobada en diciembre pasado por el Parlamento finlandés que va en línea contraria al sentido de la RBU. La nueva normativa implanta un "modelo de activación" que requiere que los demandantes de empleo trabajen un mínimo de 18 horas o que se den de alta en un programa de capacitación dentro de los tres meses siguientes a haber perdido el trabajo. Si no logran encontrar un trabajo, pierden algunos de sus beneficios. 

Petteri Orpo, ministro de finanzas finlandés, en declaraciones al periódico del país Hufvudstadsbladet ha anunciado un nuevo plan que impulsarán una vez concluya este año la renta básica. Recibe el nombre de crédito Universal que, según Business Insider, es un sistema similar al del Reino Unido, que reúne varios beneficios diferentes y créditos fiscales en una sola cuenta.

La renta básica en el punto de mira de diversas economías

Cabe recordar que, en los últimos años, empresarios como Elon Musk (Tesla y SpaceX), Ray Kurzweil (Google) o Chris Hugues (cofundador de Facebook) han dado su apoyo a la introducción de la RBU pues consideran que ayudaría a resolver el problema de una mayor automatización de la mano de obra. Otros países como Kenia, Holanda o Canadá, también están probando este tipo de sistema, aunque con regulaciones diferentes a las que había establecido Finlandia.

Kela hará públicos los resultados preliminares del ensayo bienal en diciembre de este año. El análisis definitivo no estará listo hasta finales de 2019 o principios de 2020.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información