Escolano quiere implementar ya el impuesto a las tecnológicas

La medida serviría para financiar las pensiones pues, según el ministro, la tributación y el sostenimiento de las cargas públicas no puede "sólo recaer en la vieja economía"

Román Escolano, ministro de Economía, anuncia el impuesto digital para 2019 / EP

Román Escolano, ministro de Economía, anuncia el impuesto digital para 2019 / EP

En la rueda de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin), Román Escolano, ministro de Economía, ha anunciado el deseo del Gobierno de implementar "cuanto antes" el nuevo impuesto digital a las empresas tecnológicas. El objetivo del mismo sería financiar las pensiones. Según Escolano con esta nueva tributación España se sumaría a los principales países europeos que "ya tienen estas figuras", y ha asegurado que "no tiene sentido" que la tributación y el sostenimiento de las cargas públicas "sólo recaiga en la vieja economía".

En qué consiste el impuesto a los gigantes tecnológicos

La Comisión Europea ha propuesto la creación de un impuesto del 3% sobre la facturación por ciertos servicios digitales de las empresas que facturen más de 750 millones de euros en todo el mundo y más de 50 millones en la Unión Europea (UE). El impuesto tendría un carácter temporal como medida urgente para paliar las bajas contribuciones de estas compañías por el impuesto de sociedades hasta que se adopte la solución que Bruselas plantea a largo plazo consistente en redefinir el establecimiento permanente para tener en cuenta la presencia digital a la hora de calcular dónde deben pagarse los impuestos.

La nueva normativa se dirigirá específicamente a sitios de venta de aplicaciones, motores de búsqueda, espacios de comercio electrónico y sitios web de reserva de hoteles, como Expedia, y les exigirán que sean más transparentes sobre cómo clasifican los resultados de búsqueda y por qué eliminan algunos servicios.

Los servicios de transmisión de música como Spotify han estado presionando para que Bruselas examine las relaciones entre las plataformas y las empresas, diciendo que las primeras tienen un interés en poner en desventaja los servicios de los competidores. La entrada de Apple en el campo de la retransmisión de música con Apple Music despertó preocupaciones en otras compañías, como Spotify, que argumentaron que la rebaja del 30 por ciento que hace Apple en las suscripciones en su App Store le da a su propio servicio una injusta ventaja.

Los diferentes puntos de vista dentro de la UE

En materia de fiscalidad, cualquier pacto europeo requiere la unanimidad de los 28 Estados. 

Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos, ha defendido la aplicación del impuesto por "el interés de todos los europeos" y ha afirmado que "no dañará la economía" del continente para aquellos que puedan considerar que un marco impositivo más estrecho y dirigido a estas empresas pueda tener repercusiones en las inversiones que hacen en territorio europeo en generación de empleo.

El Gobierno francés, impulsor del impuesto, quiere que aplique cuanto antes y urge a encontrar un acuerdo para este mismo 2018. Irlanda, Malta, Bélgica y Luxemburgo son los más reacios a esta medida.

Ángel Gurría, secretario de la OCDE, ha pedido sentido común a los Estados Miembros y que no tomen medidas impulsados por la urgencia del corto plazo pues si bien "entendemos que algunos líderes creen que hay que hacer algo porque incluso el público está diciendo que lo hagamos, pero esto es demasiado importante para ser urgente". Por eso ha pedido que se enfatice su carácter temporal y que sean suprimidas una vez entren las definitivas. También ha recordado que la OCDE trabaja en una hoja de ruta internacional sobre la tasación digital para 2020 y que, atendidas las urgencias de la UE, podrían adelantar al 2019.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información