China no desea guerra comercial con EE.UU.

A China le gustaría resolver las diferencias a través de la cooperación y buscar resultados compartidos de beneficio mutuo para ambos países

Zhong Shan, ministro de Comercio de China, rueda de prensa celebrada en paralelo a la primera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN) / Xinhua

Zhong Shan, ministro de Comercio de China, rueda de prensa celebrada en paralelo a la primera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN) / Xinhua

China no desea una guerra comercial con los Estados Unidos y no va a comenzarla, pero tiene capacidad para hacer frente a cualquier desafío en este sentido y defenderá sus intereses nacionales y los de su pueblo, declaró hoy domingo el ministro de Comercio, Zhong Shan.

De las guerras comerciales no saldrán ganadores, sino resultados desastrosos para ambos países y el resto del mundo, reiteró el ministro durante una rueda de prensa celebrada en paralelo a la primera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN).

El Gobierno de Trump ha decidido imponer un arancel del 25 por ciento sobre las importaciones de acero y del 10 por ciento sobre las de aluminio, con exenciones iniciales para Canadá y México, algo que se podría aplicar a otros países a través de la negociación, indicó el país norteamericano. El control por la parte estadounidense de las exportaciones de alta tecnología a China es otro factor para el desequilibrio comercial, siguió Zhong, que citó un informe estadounidense que estima que se produciría un descenso del 35 por ciento del déficit comercial con China si EE.UU. aliviase las restricciones sobre las exportaciones. Los diferentes puntos de vista en materia de la seguridad en internet y los derechos de propiedad intelectual también se reflejan en el comercio y la inversión bilaterales, añadió Zhong.

El desequilibrio comercial entre ambos países es de naturaleza estructural: China exporta más bienes a los Estados Unidos mientras que importa más servicios, explicó Zhong, que añadió que la competitividad está determina por las industrias. Según el ministro, ambos países tienen diferentes demandas en la apertura de mercados como el financiero, el de las telecomunicaciones, el del automóvil, el de la manufactura y otros sectores dadas las diferentes condiciones nacionales.

Liu He, un alto funcionario chino económico y financiero, se reunió con funcionarios estadounidenses a principios del mes y ambas partes acordaron que los dos países deben tratar las diferencias comerciales a través de la cooperación, en lugar de la confrontación, señaló Zhong.

Ambas partes también acordaron hablar de estos asuntos en Beijing en un futuro cercano para buscar que se creen las condiciones para una mayor cooperación, reveló el funcionario.

 
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información