Wimbledon bajo sospecha por la cantidad de tenistas lesionados

El torneo teme que el número de retirados, el más alto desde 1968, se deba a intereses económicos

08.07.2017 16:23 h.
7 min
El tenista kazajo Alexander Bublik durante el partido de primera ronda

Partidos que no superan los 15 minutos, situaciones de desidia poco vistas en deportistas de élite, malestar entre el público asistente que no ve recompensada el precio de la entrada, tenistas que no aprueban la actitud de sus compañeros y un runrún permanente en aumento sobre que algo no funciona. No, definitivamente no corren buenos tiempos para Wimbledon. El torneo con más glamour y encanto del circuito profesional ha protagonizado un inicio polémico, donde el tenis que tanto disfrutan ha pasado a un segundo plano debido a una situación insólita que ha puesto en sobre aviso a la organización.

La intrínseca e histórica motivación de cualquier tenista por formar parte del torneo que se disputa en el All England Lawn Tennis and Croquet Club e intentar lograr el título va desapareciendo a medida que avanzan las ediciones a un ritmo que preocupa a los organizadores.

Los responsables de Wimbledon creen que un determinado número de participantes hacen acto de presencia en la pista para cobrar las 35.000 libras, 39.928 euros, con los que se premia a los deportistas por disputar el primer duelo del campeonato londinense.

Siguiendo dicha sospecha, en la vigente edición ya han saltado las alarmas. Durante el transcurso de la primera ronda, hasta ocho tenistas, siete hombres y una mujer, abandonaron sus respectivos partidos por molestias físicas, la cifra más alta desde 1968, dejando un panorama desolador que ha puesto a los tenistas en el punto de mira del mundo del deporte.

Visto y no visto

Nick Kyrgios, Anastasia Potapova, Feliciano López o Denis Istomin fueron algunos de los tenistas que abandonaron pero no los que centraron la atención. Especialmente llamativas fueron las retiradas de Janko Tipsarevic y Viktor Troicki, quienes duraron sobre la pista 15 y 17 minutos, respectivamente.

En la pista central, ante rivales de renombre como Novak Djokovic y Roger Federer y tras producirse de forma consecutiva, las bajas de Alexandr Dolgopolov y Martin Klizan fueron las más llamativas en una primera ronda donde el apartado deportivo fue lo de menos. 

El tenista australiano Nick Kyrgios cayó lesionado en primera ronda

El tenista australiano Nick Kyrgios se lamenta traer caer lesionado / EFE

Head retira su patrocinio a Tomic

“Si pedís a Federer que done su fortuna, que done 500 millones de dólares, ¿qué creéis que responderá? Todos jugamos por dinero. Cuando cumpla 34 años empezaré a donar mis ganancias. Si Federer y Djokovic lo hacen ahora, yo lo haré también, sin ningún problema. Sé que voy a jugar otros diez años y que cuando acabe mi carrera no tendré que trabajar de nuevo”. Estas fueron las polémicas declaraciones del australiano Bernard Tomic tras su derrota en primera ronda ante Mischa Zverev, en una conferencia donde también aseguró también sentirse “aburrido con el tenis” y que significaron el inicio de un huracán.

Tras el revuelo generado, incluida una sanción de 15.000 dólares por parte de la Federación Internacional de Tenis, la empresa de raquetas Heat anunció su decisión de retirar su patrocinio a Tomic. “Estamos muy decepcionados con sus declaraciones. Sus opiniones no reflejan nuestra pasión, actitud y respeto por el tenis”, alegó la marca en un breve comunicado.

Otros tenistas ilustres no dudaron en aprovechar la oportunidad para dar su opinión. "Es una falta de respeto al tenis y a la historia del deporte. Si no consigues estar motivado en Wimbledon, quizá ha llegado el momento de buscar otro trabajo", afirmó la nueve veces ganadora de Wimbledon Martina Navratilova. En esa línea, la extenista Rennae Stubbs reafirmó lo apuntado por la checa en relación a su compatriota Tomic. "Es una desgracia. Es embarazoso no solo para él mismo sino para el deporte australiano".

A favor de un cambio

Debido a la polémica, la Federación Internacional de Tenis ya está estudiando la posibilidad de implantar en los Grand Slams la regla de las primeras rondas que ya se utilizado en el resto de los torneos de la ATP desde enero pasado. Dicha normativa indica que todo jugador clasificado al cuadro principal que se retire por lesión o prescripción médica cobrará el premio estimado por participar en la primera ronda sin la necesidad de jugarla, dando así la posibilidad de participar en su lugar a tenistas de menor rango.

Rafa Nadal, Novak Djokovic y Roger Federar se mostraron partidarios del cambio tras la convulsa jornada inicial en Londres. “Creo que es importante para proteger el torneo. Hay que ser realistas. Para muchos de estos tenistas, el premio en metálico es un colchón muy importante para no ir con el agua al cuello durante el año”, afirmó Nadal.

Cuestionado por el valor de los premios de los torneos, el tenista español recordó que la participación en los campeonatos también supone un coste. “Cuando la gente ve por la web de la ATP lo que gana un tenista no se da cuenta también del coste que conlleva como todos los viajes, entrenador, preparador físico o fisioterapeuta”, explicó.

Djokovic, afectado por la retirada de su rival, no dudo en mostrar su apoyo al cambio igual que hizo su compañero Roger Federer. “Creo que de esta manera los jugadores del cuadro principal reciben el premio que merecen, aunque no estén en condiciones de jugar, y al mismo tiempo permite que jueguen tenistas preparados”, aseguró el serbio.

¿Quiere hacer un comentario?