Menú Buscar
Thiago durante su llegada a la concentración de la selección española / EFE

La vuelta de Thiago al Camp Nou se pone a tiro

El Bayern se muestra dispuesto a dejar salir al centrocampista pero en el Barça no ven clara su incorporación

3 min

Desde que en 2013 decidiera abandonar el Camp Nou para marcharse a Múnich, el regreso de uno de los hijos pródigos de La Masia nunca había resultado tan sencillo. Quizá sea ahora o nunca. Con el Bayern dispuesto a encontrarle acomodo --la llegada de Niko Kovac ha precipitado la decisión--, Thiago Alcántara afronta uno de los veranos más trascendentales de su carrera con un Mundial por medio que puede ayudarle a encontrar un óptimo destino y a los alemanes asegurarles una nada despreciable cantidad de dinero. 

Considerado como uno de los centrocampistas con más talento del mundo, su salida está cifrada en unos 60-70 millones de euros aunque la conocida voluntad del club alemán de prescindir de sus servicios podría propiciar una rebaja en el precio actual. No obstante, el Mundial de Rusia entra en juego. Si el exazulgrana logra cerrar una buena competición a las órdenes de Julen Lopetegui su precio aumentará de forma considerable. 

Después de cinco temporadas en Alemania, donde ha mejorado sus prestaciones defensivas y ha competido al máximo nivel, el hispano-brasileño de 27 años no vería con malos ojos volver al Barça en un vestuario en el que tiene multitud de amigos. La salida de Iniesta se suma a la lista de pros que benefician su regreso. Un retorno por ahora complejo. 

Dudas que no apuntan al regreso

Desde la dirección deportiva azulgrana se mantienen más reticentes a su incorporación. Más allá del elevado coste de la operación, ven complejo obtener su vuelta por 50 millones de euros (el precio fijado para una posible operación) y más si logra completar un buen Mundial con España, en el club todavía recuerdan las formas en la que se produjo su salida. El verano de 2013, el Bayern aprovechó la cláusula de rescisión empleando un resquicio del contrato, donde el hecho de no disputar el 60% de partidos durante la temporada 2012-13 permitió que la mencionada cláusula fuera tan solo de 18 millones de euros.

Un adiós --rubricado finalmente en 25 millones y tras 101 partidos como azulgrana (63 como titular), 11 goles y 16 asistencias-- que produjo un cisma en el entorno culé por la pérdida de un futbolista de la casa por el que muchos habían apostado con anterioridad.

Con Coutinho y Aleñá en los planes de Ernesto Valverde, y con Arthur como una de las opciones en la recámara, en el Barça consideran el centro del campo bien cubierto. Sin embargo, la peculiaridad del caso y del futbolista, permiten conservar ciertas esperanzas con un regreso más viable que nunca.