Menú Buscar
Cuenta atrás para el VAR en la liga española

Cuenta atrás para el videoarbitraje en La Liga

La salida de Ángel María Villar, principal detractor, puede acelerar la implantación del sistema VAR en España

8 min

El sistema de videoarbitraje diseñado para decidir determinadas jugadas dudosas, conocido como VAR (Video Assistant Referee), puede que haya iniciado su cuenta atrás en España, donde mucho habrá que hacer todavía para su aceptación. Fuera Ángel María Villar (principal detractor) de su cargo, con países donde ya funciona a pleno rendimiento y con la etiqueta de “en periodo de pruebas”, ya se sabe que cuesta aproximadamente dos millones de euros.

El VAR, que acaba de llegar a la liga portuguesa de la mano de Mediapro, no es más que un conjunto de cámaras que retransmiten el partido en una sala apartada del campo y desde donde los asistentes de vídeo pueden revisar las jugadas para rearbitrar las cuatro situaciones permitidas: goles, penaltis, tarjetas rojas y confusión con la identidad de jugadores.

Cuatro jugadas

Cuando durante el lance de un encuentro se produce una de estas cuatro circunstancias, los asistentes de vídeo reproducen las imágenes en sus monitores y se comunican con el árbitro para transmitirle sus conclusiones. El colegiado puede tomar la decisión teniendo en cuenta únicamente el criterio de los asistentes o ver la jugada repetida a través de un monitor situado en el lateral del campo.

Según el criterio recogido por la FIFA, una de las funciones del VAR es “ayudar a que el árbitro determine si se ha producido alguna infracción que impida conceder gol”. Estas competencias también incluyen anular un gol o concederle validez, si el juez de línea se ha equivocado levantando (o no) el banderín por fuera de juego. El árbitro tiene la facultad de rearbitrar cualquier acción que haya podido influir en un gol.

Árbitro y VAR

El árbitro es quien toma la decisión final / EFE

Un ejemplo reciente de la aplicación correcta del VAR ocurrió durante el encuentro amistoso entre Francia y España en el estadio de Saint-Denis. Nada más arrancar la segunda parte, Antoine Griezmann adelantó en el marcador a Les Bleus con un gol de cabeza. El gol hubiera sido válido de no ser porque apenas unos segundos después el árbitro lo anuló tras haber recibido el aviso por parte de los asistentes de vídeo de la ilegalidad del mismo. Tras haber rearbitrado la jugada se evidenció que en la acción se produjo un doble fuera de juego.

¿Cuándo llegará?

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, un defensor acérrimo del VAR, presentó en enero a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) la propuesta para instalarlo en Primera División. Pero Ángel María Villar siempre le ha dado con la puerta en las narices, situación que puede que ahora cambie tras su salida, salpicado por una posible corrupción.

Sobre la negativa de Villar al VAR, Tebas llegó a decir: "No quiere el futuro del fútbol español, sólo seguir en su cortijo particular. Ya escuchasteis lo que opina Villar del VAR, creo que no sabe ni distinguir la v de la b. Los árbitros españoles llegarán al Mundial de Rusia sin conocerlo porque Villar no lo quiere", afirmó Tebas mucho antes de que Villar fuese detenido.

Liga española y VAR

San Mamés, estadio que rugió ayer con la Europa League, podría contar pronto con el VAR / EFE

El caso es que la Liga cuenta con un sistema propio de videoarbitraje, pero que no está homologado por la FIFA y su coste es de cuatro millones de euros, una cantidad que poca incidencia tendría para una competición que ingresa unos 1.500 millones de euros.

Ahora podría haber pista libre para la implantación del VAR, aunque después del guirigay en la RFEF nadie ha vuelto a poner sobre la mesa el asunto. Si todo fuese como la Liga quiere, a falta de que la FIFA diese el visto bueno, a partir de julio del próximo año se implantaría definitivamente. “Yo creo que, tal y cómo están yendo las pruebas, a partir de julio de 2018 habrá videoarbitraje en todas las ligas profesionales. Nosotros ya estamos hablando con las empresas homologadas por la FIFA, que son 15, y vamos a ver cómo lo vamos a instalar”, adelantó Tebas.

Competiciones con VAR

Si España está pensando en el VAR decididamente es porque otras competiciones lo han puesto en práctica con buenos resultados. La Copa Confederaciones ha sido el tercer torneo de la FIFA en el que se ha implementado, después del Mundial de Clubes del pasado año y el reciente Mundial sub-20 de Corea del Sur. Se aplicará de nuevo en el Mundial de Clubes de Emiratos Árabes y se continuará probando en distintas competiciones nacionales. También se usará en la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana a partir de los cuartos de final.

Penalti y VAR

El penalt

Si tras este periodo la International Football Association Board (IFAB) da su visto bueno en una reunión en marzo de 2018, el videoarbitraje se incorporaría a las reglas del fútbol y ello posibilitaría su uso en el Mundial de Rusia del verano que viene tras esta primera fase de pruebas.

Casi dos millones

Aunque España tenga un sistema, no homologado, de un coste de cuatro millones de euros, se calcula que el VAR puede costar 1,8 millones de euros. O al menos esa es la cantidad que va a invertir la Liga Alemana de Fútbol (DFL) para instaurar el sistema de videoarbitraje para la temporada 2018-19 de la Bundesliga, según informó a finales de julio Ansgar Schwenken, dirigente de la cúpula directiva de la DFL, a la agencia de noticias alemana DPA.

En España el proceso será lento y costoso. De principio, será necesario que los estadios estén cableados para instalar las nuevas cámaras específicas y que se disponga de una sala para los técnicos y los profesionales. Todo un proceso que a cada club puede costarle unos 150.000 euros. Una minucia con todo los que se cobra y se paga en el mundo del fútbol.