Menú Buscar
Imagen del sorteo del Mundial de Barsil 2014 / EFE

Una universidad catalana verificará el sorteo del Mundial

El evento que se celebrará el próximo 1 de diciembre será revisado por un software una ‘spin-off’ de la Universidad Politécnica de Cataluña

3 min

Un software creado por Barcelogic, una empresa emergente de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), verificará el sorteo del Mundial de fútbol Rusia 2018 que se celebrará el próximo 1 de diciembre. El programa informático encargado por la FIFA a Barcelogic verificará en tiempo real, durante el sorteo, las restricciones inherentes al reparto de equipos y resolverá las situaciones problemáticas.

En el sorteo participarán un total de 32 equipos, divididos en cuatro bombos de ocho equipos cada uno. Primero se organizarán los equipos del Bombo 1, luego el 2 y así sucesivamente. De cada bombo, en principio, el primer equipo que aparece va al grupo A, el segundo al grupo B, y así sucesivamente hasta el grupo H, formando los ocho grupos de cuatro equipos cada uno.

Numerosos condicionantes

Pero existen para el sorteo del Mundial diferentes restricciones que muchas veces impiden este orden A, B, C, D, E, F, G, H, ya que en ningún grupo puede haber más de un país del mismo bombo, ni puede haber más de un equipo de la misma confederación si esta es Suramérica, Norteamérica, África o Asia-Oceanía. Además, en cada grupo solo puede haber uno o dos países de Europa.

Siguiendo estas restricciones, el equipo de Barcelogic, spin-off de la UPC desde 2010 y especializado en optimización combinatoria, ha creado un programa que demuestra que, en toda su generalidad, este problema es 'NP-Completo', una categoría matemática por la que no se conocen algoritmos eficientes, y que, por tanto, las explicaciones sobre los resultados pueden llegar a ser extremadamente complejas.

Eficacia y rapidez

Sin embargo, para los bombos concretos de este sorteo, el software permite tratar todos los casos de manera rápida y además las explicaciones suelen ser cortas y sencillas.

Existen un total de 5,5 billones de posibles opciones en los bombos y por ello, en estos momentos, se está probando el software de forma exhaustiva para asegurarse de su fiabilidad y evitar cualquier mínimo error.