Menú Buscar
Imagen de las aguas de Capbreton (Francia) el pasado viernes

Una ola pudo lanzar al mar al dueño de Quiksilver

La policía marítima investiga las causas de la desaparición de Pierre Agnès el pasado martes cuando salió a navegar bajo una densa niebla

3 min

Cinco días después nada se sabe del paradero de Pierre Agnès, el director general de Quiksilver, desaparecido en alta mar tras haber zarpado a primera hora de la mañana desde Capbretón (Francia) para salir a pescar como habitualmente hacía. El barco de Agnès apareció unas horas después, vacío y volcado, en una playa cercana, iniciándose una búsqueda infructuosa por los cuerpos de seguridad y salvamento.

Después de cinco días de investigación, las condiciones meteorológicas son las que explicarían esta dramática desaparición. Los investigadores de la policía marítima de Brest, especializada en las desapariciones en el mar, hicieron del viernes un primer punto en sus pesquisas con el fiscal de Dax. Para ellos, es cada vez más probable que Pierre Agnès no pudo sortear una ola que lo hizo zozobrar quizá a causa de la densa niebla, que le impidió afrontar el oleaje.

Nada anormal

Consta para corroborar esta hipótesis, el hecho de que el director de Quiksilver llamase a un amigo por teléfono avisando de que tardaría más de lo habitual en llegar a puerto a causa de la niebla que se había encontrado en alta mar. 

Se han descartado otras suposiciones. Las pistas en el casco muestran que no fue golpeado por un objeto flotante; los motores, que aún no han sido examinados con profundidad, trabajaban hace unos días con total normalidad en el puerto de Capbreton. Y la salud de hierro y la experiencia náutica del amo de Quiksilver eran evidentes.

Primeros homenajes

A pesar de no haber dado con su paradero, muchos son ya los compañeros y amigos que le dedican sentidas palabras y le rinden pequeños homenajes. En concreto, ayer los miembros del Club Surf Santocha, del que era socio desde 1978, se acercaron a los muelles de Capbretón para tributarle un silencioso homenaje en ese océano que lo ha hecho desaparecer.

Pierre Agnès tiene tres hijos y 54 años de edad. Aunque sus compañeros ya le dan por fallecido, todavía la familia alberga esperanzas debido a sus conocimientos de la zona y del mar. Excampeón de surf y miembro del equipo de Francia, es dueño de las marcas QuiksilverRoxy y DC Shoes. Agnès se unió a Quiksilver en 1998 y ascendió hasta que se convirtió en presidente ejecutivo en 2014 del grupo Boardriders.