Menú Buscar
La embarcación catalana arrastrada por un Range Rover en el puerto de Málaga / MIQUELMALLAFRÉ

Un bólido catalán seduce a los clientes de Land Rover

Una lancha de competición catalana protagoniza un anuncio de la marca para el mercado asiático

6 min

Hace un año se grabó en el puerto de Málaga unas imágenes para un anuncio de la marca Land Rover. Para el rodaje se utilizó un automóvil Range Rover y una lancha de competición con el objetivo de captar clientes en el mercado asiático. Las imágenes, un año después, todavía no se han emitido, pero la embarcación, un bólido catalán, sí aparece en los catálogos correspondientes de la marca británica de vehículos que ahora circulan.

La presencia de Land Rover en el mundo de la competición náutica no es nueva, pues patrocinó recientemente a uno de los catamaranes de la Copa América de vela. Pero llama la curiosidad el poder de seducción que ha tenido la motonáutica catalana para que uno de los bólidos conducido por dos pilotos catalanes se haya convertido en objeto de deseo para la campaña de publicidad de la marca británica.

Tecnología punta

Esta lancha de competición está construida en el astillero italiano Albatro International, ubicado en la villa lombarda de Gordona. Albatro está especializado en la fabricación de barcos de marcado carácter deportivo. El astillero posee un buen palmarés, pues varios miembros de la familia Cesati, sus amos, son activos participantes en las competiciones.

Lancha catalana

La lancha contratada por Land Rover alcanza grandes velocidades  / MIQUELMALLAFRÉ

El barco fue desarrollado para participar en las competiciones motonáuticas de Endurance Class B siguiendo las instrucciones de quienes realizaron el encargo: los pilotos catalanes Norberto Mallo y Eduardo Platero. ¿Y por qué dos pilotos? En un barco de estas prestaciones hay que atender a muchos aspectos de la navegación, de modo que el piloto, en este caso Mallo, se ocupa de la dirección, el GPS y las comunicaciones con tierra, mientras que el copiloto, Platero, se encarga de la velocidad, acelerando el barco con la mano derecha, además del trimado o asentamiento de la embarcación. El barco no se acelera con el pie.

Mallo y Platero despertaron la atención de los directivos de Land Rover cuando empezaron a pensar en el anuncio. Estos dos pilotos ya tenían una notable experiencia en este ambiente, pues participaron en distintos campeonatos con una embarcación más pequeña del mismo astillero, logrando el Campeonato Europeo en la categoría Boat Production en 2012. Aquel barco media 6,90 metros y estaba propulsado por un solo motor fueraborda. El actual mide ocho metros y monta dos motores fueraborda Mercury de 300 caballos, con la intención de competir en la categoría máxima.

Máxima seguridad

La embarcación se caracteriza por incorporar una cabina de seguridad en el interior de la cual los pilotos –y, eventualmente, un invitado– navegan sujetos con sendos arneses de seguridad. La construcción de la cabina se debe realizar siguiendo unas especificaciones muy concretas en cuanto a diseño.

Aspecto de la cabina del bólido catalán /MIQUELMALLAFRÉ

Aspecto de la cabina del bólido catalán / MIQUELMALLAFRÉ

Ahora bien, una vez garantizada la integridad física de los ocupantes frente a un hipotético impacto, conviene asegurar también otro aspecto: la hipótesis del vuelco. La cabina cuenta con una escotilla de desmontaje rápido para poder abandonar la nave en caso de necesidad y los cascos utilizados –los de la cabeza- son semejantes a los empleados en la aviación militar y cuentan con una conexión a sendas reservas de aire que se accionan de modo automático en caso de vuelco, cuando los pilotos podrían quedar bajo el agua. Esto asegura bastantes minutos de respiración, incluso con el barco volcado y los pilotos inconscientes, a la espera de la llegada de los equipos de rescate.

Concienzuda elección

Dicho de otro modo. La selección de este barco para participar en un anuncio en el cual se hace gala de alta tecnología no es gratuita. Puesto que la visibilidad desde el interior del barco no es óptima, se han instalado cinco cámaras con objetivo gran angular en la cubierta, cámaras que entregan su señal a tres pantallas instaladas en el interior.

Cuando el barco se utilizó en el anuncio estaba pendiente de terminar. El verano de 2017 fue utilizado para su puesta a punto en Barcelona y la primera prueba con “fuego real” fue la celebración del Campeonato del Mundo de la especialidad, celebrado en el lago de Como (Italia) en septiembre de 2017. La embarcación ganó la primera manga con autoridad a una velocidad media de 72 nudos (133 km/h) y se vio forzada a retirarse en la segunda por una rotura mecánica. Algo que no sucedió el día del rodaje y que hoy se puede comprobar en los catálogos de Land Rover. Por televisión, todavía deberá esperar.