Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sergio García pugna con Sergio Ramos por el esférico / EFE

Sergio García, más que un goleador para el Espanyol

El delantero fue protagonista con un gol y dos asistencias en los triunfos blanquiazules ante Atlético, Barça y Real Madrid

4 min

La trilogía de grandes noches vividas por el RCD Espanyol en el RCDE Stadium no se entenderían sin Sergio García. A la sombra, sin los elogios que han acaparado en distintos momentos tanto Óscar Melendo como Gerard Moreno, la caída de los tres colosos de La Liga en el templo blanquiazul no sería una realidad de no ser por el ariete del Buen Pastor. Querido como pocos en Cornellà-el Prat, 'Falete' ha sabido reponerse a la falta de gol con una buena dosis de sacrificio, entrega, carácter y juego colectivo para ser determinante en la faceta de asistente. 

Su regreso después del periplo en Catar hizo saltar las dudas sobre cuál iba a ser su verdadero rendimiento y más viendo como el inicio de temporada, relegado al banquillo a la espera de mejorar su condición física, no daba excesivas garantías de éxito. Sergio García, autor de 46 goles en 190 partidos con el RCD Espanyol, no dejó de recibir el aprecio de un público que le brindó uno de sus mejores ovaciones en la noche en la que regresó, 833 días después, al templo blanquiazul.

Sergio García durante una acción ante el Real Madrid

Sergio García durante una acción ante el Real Madrid / EFE

Ambicioso como pocos, el catalán no dudó en mostrar su enfado cuando en su inicio no encontró acomodo en el once de Quique Sánchez Flores. "No estoy teniendo el papel que me esperaba. "A uno le gustaría estar desde el principio. No he venido aquí para salir a ratitos. Sé que me lo tengo que ganar en el día a día y cuando llegue mi oportunidad, hacerlo lo mejor posible. A uno no le gusta estar en el banquillo sino para ser titular", apuntó en el inicio de temporada. Esa frase, en la actualidad, es historia.

Un asistente de lujo

Y lo es dado que Sergio García ha sabido reinventarse. Es el máximo asistente del equipo. Sin la velocidad de antaño, en un esquema de juego que obliga a un gran esfuerzo sin balón a los protagonistas ofensivos, se ha convertido en el socio ideal de Gerard Moreno. De emblema al nuevo ídolo blanquiazul. La actuación de ambos este martes ante el Real Madrid, rubricada con la asistencia del de Bon Pastor y el remate a gol del de Santa Perpetua, demostró que la conexión es letal. Tres de los cuatro pases de gol del ex del Al-Rayyan han acabado con Gerard Moreno desatando la alegría de la afición perica.

La asistencia de este martes de Sergio García es la cuarta de la temporada. Frente al FC Barcelona, con Gerard Moreno de nuevo como socio, Málaga y Las Palmas, el ariete logró ser determinante asistiendo a sus compañeros para que el Espanyol obtuviera diez puntos más que vitales para seguir mirando de forma alejada al descenso y no dar por finiquitado el sueño europeo.

Su tanto ante el Atlético de Madrid, que permitió acabar con la intratable racha de los madrileños, es hasta la fecha la única diana liguera, que se suma a la conseguida en Copa ante el Tenerife, de un futbolista que ha demostrado en su regreso que la importancia de un delantero no siempre se mide en goles.