Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un sector de la grada en el duelo entre Barça y Roma / EFE

La seguridad del Barça se impone y reduce al mínimo los globos amarillos

La iniciativa de los CDR quedó frustrada por los controles realizados en el acceso al estadio

3 min

A pesar de su novedad e ingenio, la última iniciativa de los Comités de Defensa de la República (CDR) quedó en nada este miércoles en el encuentro de Champions League entre Barça y Roma. La propuesta de llenar el Camp Nou de globos amarillos como muestra de solidaridad con los políticos presos se encontró con un escollo inesperado: la seguridad del club azulgrana en los accesos al estadio.

Tal y como denuncian diversos usuarios a través de las redes sociales, los casi 10000 globos repartidos por el CDR Barça quedaron en nada debido a la actuación de la seguridad del Barça. Prohibiendo el acceso de dichos aeróstatos --sin importar el color de los mismos--, la iniciativa de llenar el Camp Nou de color amarillo durante el minuto 17:14 no pudo convertirse en realidad. Ni de lejos.

Sin ninguna connotación política, el motivo de dicha actuación por parte de la entidad azulgrana reside tan solo en la voluntad de evitar que los globos cayeran sobre el césped, un hecho que finalmente sí ocurrió y que propiciara una sanción de la UEFA para el club culé.

Los seguidores que sí lograron introducir los globos amarillos en el estadio fueron los causantes de que el encuentro tuviera que detenerse durante unos segundos por su aparición sobre el césped del Camp Nou, un hecho que el colegiado Danny Makkelie dejará constancia en el acta y que supondrá, con toda seguridad, una sanción económica para los azulgranas.